Mauritania descarta el ébola como causante de los últimos casos de "fiebres hemorrágicas" en el país

 

Mauritania descarta el ébola como causante de los últimos casos de "fiebres hemorrágicas" en el país

Actualizado 06/10/2015 5:25:39 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad de Mauritania ha descartado el ébola como causante de los últimos casos de "fiebres hemorrágicas" en el país, después de la muerte de una persona y la hospitalización de otras cinco.

En su comunicado, el ministerio se ha referido a las hospitalizaciones de los últimos días a causa de estas fiebres, asegurando que "su estado evoluciona favorablemente" y que "nunca han estado en contacto ni han viajado a los países afectados por el brote de ébola".

Asimismo, ha subrayado que la situación sanitaria en el país está bajo control, anunciando además que "un equipo conjunto (...) se ha dirigido a la zona (donde se detectó el caso) para sensibilizar a la población sobre los riesgos de las fiebres hemorrágicas virales".

Los pacientes, residentes en el interior del país, se encuentran en cuarentena y serán sometidos a pruebas para intentar esclarecer las causas de las fiebres que padecen.

Las hospitalizaciones tuvieron lugar apenas unos días después de que el grupo tuareg maliense Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) anunciara la muerte de al menos un centenar de personas a causa de fiebres hemorrágicas de naturaleza desconocida.

En su comunicado, el grupo informó a la opinión nacional e internacional, y especialmente a los servicios de sanidad, de que "se ha registrado una fiebre mortal de naturaleza desconocida en las localidades del Azawad (norte de Malí) desde el mes de agosto".

La enfermedad ha provocado la muerte de 30 personas en Achibogho, 27 en Alata, 15 en Talayte, 15 en Koyguima, y diez en Tin Auker, Gundam y Tin Fadimata. Asimismo, el grupo indicó que "hay otras localidades afectadas, si bien no hay un balance de víctimas disponible".

La jefa de la misión de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Malí, Sarah Chateau, detalló el domingo que "en las últimas semanas se ha registrado un incremento drástico de los casos de paludismo", si bien no está claro si la enfermedad está detrás de las muertes.

"Ha habido un aumento de las lluvias. En la zona de Tombuctú hay aguas estancadas (...) y una población que no está acostumbrada a los casos de paludismo, por lo que no ha habido reflejos para tratarlo cuando aún era sencillo", lamentó.

En respuesta, MSF ha reforzado a sus equipos en el círculo de Tombuctú para hacerse cargo de los casos de paludismo, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

Por su parte, otra ONG médica que ha pedido no ser citada ha planteado la posibilidad de que se trate de casos de meningitis, resaltando que ha habido un incremento del número de casos, pero descartando hablar de una epidemia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies