May alega ante Tusk que la propuesta de la UE es "inaceptable" y violaría la "integridad" de Reino Unido

Theresa May y Donald Tusk
REUTERS / SIMON DAWSON
Actualizado 01/03/2018 18:48:44 CET

Tusk califica la reunión como "honesta" y augura "dificultades políticas reales"

LONDRES/BRUSELAS, 1 (EUROPA PRESS)

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha afirmado este jueves ante el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que el borrador presentado por la Comisión para negociar el Brexit es "inaceptable", en la medida en que violaría la "integridad territorial" del país.

May y Tusk se han reunido en Londres, un día después de que el jefe negociador de la UE, Michel Barnier, presentase el proyecto de Acuerdo de Retirada, que recoge las condiciones del divorcio y la posterior transición, con un protocolo específico para la isla de Irlanda.

Un portavoz de Downing Street ha descrito como "positivo" y "constructivo" el encuentro, pero no ha escatimado críticas. Así, y a pesar del "progreso" en las negociaciones y del compromiso para que el acuerdo preliminar de diciembre se convierta "cuanto antes" en norma legal, Londres y Bruselas siguen discrepando en cuestiones clave.

El plan presentado por Barnier plantea la posible permanencia de Irlanda del Norte en la unión aduanera en caso de que no las conversaciones sobre este tema no lleguen a buen puerto, toda vez que el fracaso implicaría el establecimiento de lo que se conoce como 'frontera dura' con Irlanda. Sería, en palabras de Barnier, un "dique de contención".

El Gobierno británico ha insistido en que, de aplicarse dicho texto, "perjudicaría la integridad de mercado y constitucional de Reino Unido". "La primera ministra ha reiterado que tanto ella como el Taoiseach (jefe del Ejecutivo irlandés) han dicho que su prioridad es resolver la cuestión fronteriza en el marco de la relación global entre Reino Unido y la UE", ha añadido.

Esta mañana Tusk ha instado a May a aclarar si tiene una mejor alternativa que la creación de "un área común normativa" en la isla de Irlanda para evitar la "frontera dura" y ha avisado de que "no puede haber un comercio sin fricciones" con las "líneas rojas" que ha impuesto Londres, que ha dejado claro que no se quedará en el mercado interior ni en la unión aduanera.

Tras la reunión que ambos han mantenido esta tarde en Londres, el polaco ha calificado de "abierta y honesta" la discusión, la cual ha transcurrido en un "buen ambiente" a pesar de las "dificultades políticas reales", según un alto funcionario europeo.

Tusk ha tomado nota de las líneas rojas de Londres, pero también ha advertido de que éstas determinarán la futura relación post-Brexit entre la UE y Reino Unido.

May tiene previsto pronunciar el viernes un discurso en el que planteará precisamente "una ambiciosa alianza económica" entre Reino Unido y la Unión Europea y en el que "espera" que también esté de acuerdo la otra parte, según el comunicado de Downing Street.