May celebra el visto bueno a la transición al Brexit y trabajará en "soluciones que funcionen" para Irlanda

Theresa May en Bruselas
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Publicado 23/03/2018 12:32:33CET

Irlanda pide un acuerdo antes de junio sobre la frontera pero deja claro que la pelota está en el tejado de Londres

BRUSELAS, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha celebrado el visto bueno de sus homólogos de la UE para contar con un periodo de 21 meses de transición al Brexit para dar tiempo a empresas y ciudadanos a prepararse para sus consecuencias y ha prometido que trabajará en "soluciones que funcionen" para resolver el escollo de impedir la vuelta de una 'frontera dura' entre Irlanda e Irlanda del Norte.

"Saludo el hecho que el Consejo de la UE esta mañana ha acordado los detalles del periodo de implementación, el periodo después de que nos vayamos el próximo marzo de 2019 hasta finales de diciembre de 2020", ha subrayado May tras el visto bueno de los líderes a los progresos alcanzado en partes del texto jurídico del Acuerdo de Retirada, incluido la transición en principio, y de sus primeras orientaciones de cara a negociar el futuro acuerdo con Reino Unido.

Durante el periodo de transición, Reino Unido seguirá teniendo que cumplir todas las normas de la UE dado que seguirá en el mercado interior y la unión aduanera, pero saldrá de las instituciones y agencias y dejará de participar en la toma de decisión y podrá negociar acuerdos con terceros pero sólo entrarán en vigor con el visto bueno de la parte europea.

Londres también ha tenido que aceptar un periodo de transición más corto a los dos años a los que aspiraba, por imposición de la UE para hacerlos coincidir con el fin del ciclo presupuestario europeo.

May ha recordado que la transición dará "certidumbre a las personas y empresas" y les permitirá "planificar su futuro y garantizar que sólo tengan que hacer un ajusto, un cambio" a la nueva relación con la Unión en el futuro y también ha celebrado que "nueva dinámica ahora" que se abre para empezar a negociar el acuerdo futuro después de los líderes de los Veintiocho han aprobado sus primeras orientaciones para ello.

"Creo que es una nueva dinámica ahora en las negociaciones", ha celebrado la 'premier', que ha insistido "en el interés de ambas partes", la UE y Reino Unido, de alcanzar un acuerdo económico y de seguridad.

Respecto a cómo pretenden resolver uno de los grandes escollos pendientes por resolver para sellar un acuerdo definitivo sobre las condiciones de la separación tras cerrar los derechos de los ciudadanos y cómo calcular la factura del Brexit, como es evitar la vuelta a una 'frontera dura' entre Irlanda y Úlster, May se ha asegurado que ambas partes se sentarán para determinar "soluciones que funcionen para Irlanda del Norte".

"Nos sentaremos y determinaremos ahora esas soluciones que funcionen para Irlanda del Norte pero también para nuestra futura relación económica y de seguridad", ha dicho.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha avisado de que "nada está acordado hasta que todo está acordado" y que "todo es un paquete, al tiempo que ha recordado que la fecha límite para sellar un acuerdo definitivo del Acuerdo de Retirada "siempre" ha sido octubre.

"No estamos presionados por el tiempo. No somos los que nos vamos. Pero si podemos tener un acuerdo sobre los términos del 'dique de contención' o una alternativa al dique de contención antes de junio es algo que celebraríamos", ha explicado, insistiendo en que ello permitirá sellar a tiempo un acuerdo en octubre.

Varadkar ha considerado "significativo" que el Gobierno británico haya aceptado ahora a negociar sobre la base de la propuesta de la UE, que hace unas semanas rechazó sobre Irlanda.

La UE mantiene que su propuesta de crear "un área normativa común" en Irlanda para evitar la vuelta de una frontera dura por la salida de Reino Unido de la unión aduanera y del mercado interior se aplicará cuando se consume el Brexit "a menos que y hasta que" Londres presente una alternativa viable mejor, según fuentes diplomáticas.

GARANTÍAS PARA ESPAÑA SOBRE GIBRALTAR

El texto de las orientaciones de los 27 para negociar un acuerdo futuro con Londres también ha incluido una mención específica a Gibraltar para contentar a España, que pidió enviar un "mensaje muy claro" a Londres de que Gibraltar sólo podrá beneficiarse de la transición si hay un acuerdo previo entre España y Reino Unido después de que el ministro británico para la salida de la UE, David Davis, defendió este lunes que Gibraltar también se beneficie de la transición.

España quiere resolver antes los "irritantes" con Gibraltar como el contrabando de tabaco, la transparencia fiscal, cuestiones medioambientales y la gestión compartida del aeropuerto del Peñón.

En el texto los líderes han reclamado "esfuerzos intensificados sobre las cuestiones de retirada pendientes, así como a las cuestiones relacionadas con la aplicación territorial del Acuerdo de Retirada, notablemente respecto a Gibraltar" y han reiterado que "nada está acordado hasta que todo esté acordado", una fórmula que ha contentado a la delegación española, según una fuente próxima al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que abordó esta cuestión con el presidente, Mariano Rajoy, el pasado viernes en Madrid.

Asimismo, mantiene que siguen siendo de "plena" aplicación las directrices previamente pactadas por los líderes europeos en abril y diciembre de 2017, que dejan claro que Gibraltar sale de la Unión Europea cuando salga Reino Unido y que "después de que Reino Unido abandone la Unión Europea, ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin un acuerdo entre España y Reino Unido" incluido respecto a los acuerdos de transición.

Contador