May propone diseñar una relación novedosa para Reino Unido y la UE

Matteo Renzi y Theresa May
REUTERS
Actualizado 27/07/2016 17:06:32 CET

ROMA, 27 Jul. (Reuters/EP) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha abogado este miércoles por diseñar una relación novedosa entre Reino Unido y la Unión Europea tras el 'Brexit', apartándose de los modelos ya existentes con terceros países.

"Creo que deberíamos desarrollar un modelo en el que encajen Reino Unido y la UE, no adoptar necesariamente un modelo que ya existe", ha dicho en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al primer ministro italiano, Matteo Renzi, en Roma, donde está de visita oficial.

May se ha referido a esta cuestión después de que el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox, haya esbozado estos días la posibilidad de abandonar la unión aduanera y negociar un tratado de libre comercio especial con la UE.

El principal motor del 'Brexit' fue el deseo de los británicos de frenar el flujo de ciudadanos comunitarios a Reino Unido, por lo que May ha aclarado en múltiples ocasiones que el control de las fronteras no es negociable.

Sin embargo, el libre tránsito de personas va vinculado indisolublemente al acceso al libre tráfico de bienes, servicios y capitales, del que Reino Unido pretende seguir beneficiándose, dado que la UE representa uno de sus mayores mercados.

Por su parte, Renzi ha insistido, al igual que los mandatarios de Francia y Alemania, en que Reino Unido debe iniciar cuanto antes el proceso de negociaciones para la ruptura con la UE a fin de reducir al máximo la incertidumbre.

"'Brexit' es 'Brexit', no podemos abrir otra vez esta discusión porque entonces enviamos un mensaje contra la democracia", ha subrayado Renzi. "Italia hará lo máximo posible por colaborar y apoyar el proceso pero es importante que tengamos un calendario claro", ha reclamado.

Las autoridades europeas quieren que Londres invoque cuanto antes el artículo 50 del Tratado de la UE (TUE), que activa el proceso formal de ruptura limitando su duración a dos años tras los cuales el divorcio se producirá automáticamente.

May ha pedido a sus colegas europeos "tiempo" para fijar una posición en el seno del Gobierno británico acerca de los objetivos que Reino Unido pretende alcanzar en estas negociaciones y ha señalado que no invocará el 50 hasta el próximo año.