Medvedev advierte el drástico descenso poblacional en Siberia

Reuters
Actualizado 03/07/2010 23:59:11 CET

MOSCÚ, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, se mostró este sábado preocupado por el descenso poblacional en Siberia, la vasta región septentrional que se extiende desde los montes Urales hasta el océano Pacífico, y se mostró a favor de una legislación más severa contra la inmigración ilegal.

"En los últimos 20 años la población en el extremo oriente se ha hundido un cuarto", señaló Medvedev durante una visita al oblast de Amur, que posee un una población de 887.600 habitantes (según el censo de 2005) repartidos en una superficie similar a la de Alemania. En este sentido, el mandatario apuntó que el área ya estaba poco poblada antes de que comenzara el declive, informa la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

En este contexto, Medvedev explicó que 6,5 millones de personas vivían en el Distrito Federal del Extremo Oriente y que desde el 1 de enero, 5.000 de ellos habían abandonado la región, algo que el presidente ruso describió como una situación "extremadamente difícil".

El mandatario aseguró que esta tendencia repercute seriamente sobre su capacidad para explotar los recursos naturales de la región y que por tanto requiere la presencia de especialistas rusos y extranjeros, aunque apuntó que los sistemas necesarios para atraer a expertos foráneos "no han sido creados aún".

Asimismo, Medvedev abogó un mercado laboral más proteccionista con los trabajadores nacionales. En este sentido, el mandatario defendió "un mercado laboral civilizado y asegurar los derechos de todos los que trabajan legalmente en Rusia al tiempo que se lucha contra la inmigración ilegal", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies