Al menos 14 muertos en Irak al explotar una bomba junto a un autobús que volvía de un funeral

 

Al menos 14 muertos en Irak al explotar una bomba junto a un autobús que volvía de un funeral

Actualizado 11/03/2008 18:52:33 CET

BAGDAD, 11 Mar. (Reuters/EP) -

Al menos 14 personas murieron y otras diez resultaron heridas por la explosión de una bomba colocada en una carretera cerca de la ciudad de Nassiriya al paso de un autobús en el que viajaba una familia que volvía de un funeral en Nayaf, en el sur del país, según informaron la Policía y el Ejército británico.

Fuentes del hospital al que trasladaron los heridos y los cadáveres indicaron que entre las víctimas hay mujeres y niños que regresaban de una ceremonia religiosa por la muerte de un familiar.

El mayor Tom Holloway, portavoz del Ejército británico en Basora, manifestó que en el autobús, en el que también viajaban plañideras, fue "golpeado por una explosión masiva" a 60 kilómetros de Nassiriya, capital de la provincia de Dhi Qar.

En Dhuluiya, al norte de Bagdad, un coche bomba conducido por un suicida causó la muerte de al menos cinco personas, incluidos tres miembros de una fuerza de seguridad local, en un ataque contra un puesto de control, explicó el teniente de Policía Ibrahim al Juburi. Otras 14 personas sufrieron heridas de diversa consideración y tres edificios resultaron seriamente dañados por la deflagración.

Además, en la ciudad de Kut al menos diez personas, entre ellos tres adolescentes, fallecieron durante un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y combatientes del Ejército del Mahdi, la milicia dirigida por el clérigo chií Muqtada al Sadr, según fuentes del hospital Al Zahraa, que indicaron que otros 28 iraquíes resultaron heridos, incluidos tres policías.

FOSA COMÚN CON 20 CADÁVERES

Por otro lado, las autoridades iraquíes encontraron hoy 20 cadáveres en avanzado estado de descomposición, incluidos los de seis mujeres y cinco niños, en una fosa común cerca de la ciudad de Samarra, a unos 100 kilómetros al norte de Bagdad, según la Policía, que culpó a Al Qaeda de estas muertes.

Mientras, en la ciudad de Mosul (norte del país) --uno de los mayores bastiones urbanos de Al Qaeda, según el Ejército estadounidense-- cuatro agentes, otros tantos hombres armados y un civil murieron en un ataque contra un puesto de control, señaló la Policía.

En Bagdad también ocurrieron varios hechos violentos. En primer lugar, unos 20 hombres armados asaltaron una cárcel para menores y liberaron a cinco reos. En el ataque resultaron heridos tres guardias y tres presos.

Asimismo, las fuerzas estadounidenses han abatido a cinco insurgentes y han detenido a otros 11 sospechosos en los últimos dos días durante una serie de operaciones contra la red de Al Qaeda en el centro y el norte de Irak, informó el Ejército norteamericano. Además, en la explosión de otra bomba de carretera un soldado iraquí resultó herido en el distrito de Mansour.

Otro artefacto de estas características explotó junto a un control policial, hiriendo a tres agentes y a un niño cerca de la ciudad de Kerbala, a unos 110 kilómetros al suroeste de Bagdad, mientras que en Yusufiya, una bomba colocada dentro del Ayuntamiento mató a una persona y causó heridas a otras ocho.

En Baiji, un hombre armado mató a un policía y en Thar Thar un coche bomba conducido por un suicida acabó con la vida de dos miembros de patrullas de barrio aliadas de Estados Unidos e hirió a otros tres, según la Policía. Tres de estos agentes también resultaron heridos por la explosión de una bomba de carretera en Kirkuk.

Por otro lado, cuatro policías y un civil fallecieron cuando hombres armados no identificados asaltaron un puesto de control en Mosul. Cuatro de los atacantes también murieron en el fuego cruzado. Otros dos agentes murieron cuando una bomba de carretera explotó cerca de su patrulla en Kirkuk.

SOLDADOS ESTADOUNIDENSES

Y anoche, al menos tres soldados estadounidenses y un intérprete murieron tras la explosión de una bomba colocada en la carretera de la provincia de Diyala, en el norte de Irak, según fuentes del Ejército norteamericano.

Con las muertes de hoy, ya son al menos 3.983 los militares estadounidenses fallecidos en Irak desde la invasión de marzo de 2003. Sólo este mes ya han fallecido diez soldados, 70 menos de las víctimas que se registraron en marzo de 2007.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies