Al menos 1.500 inmigrantes han muerto en aguas del Mediterráneo desde principios de 2018

Inmigrantes llegados a la Isla de Alborán
ARMADA ESPAÑOLA
Actualizado 27/07/2018 16:53:59 CET

España ha registrado 21.000 imigrantes desde enero, más que todo el año pasado.

Uno de cada 70 inmigrantes muere intentando llegar a costas españolas.

GINEBRA, 27 Jul. (Reuters/EP) -

Al menos 1.500 inmigrantes han perdido la vida en el Mediterráneo en lo que va de 2018, el quinto año consecutivo que se alcanza esta cifra de enero a julio, y la ruta entre Libia e Italia es la más letal para quienes intentan llegar a Europa al cobrarse las vidas de una de cada 19 personas desplazadas, según ha explicado este viernes la agencia migratoria de Naciones Unidas.

España, que ha superado a Italia como destino preferido, ha registrado casi 21.000 inmigrantes en lo que va del 2018, casi más que la totalidad del año pasado, según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En total, alrededor de 55.000 inmigrantes han llegado a las costas europeas en 2018, frente a más del doble de esa cantidad para esta época el año pasado, de 111.753 personas, ha indicado.

Italia -- cuyo nuevo Gobierno ha cerrado sus puertos para rescatar embarcaciones -- ha registrado alrededor de 18.130 inmigrantes que llegaron por mar desde Libia este año, mientras que el resto se dirigía a Grecia, Malta y Chipre.

"Es importante destacar dos cosas: una es que a pesar de las cifras increíblemente bajas de personas que llegan a Italia, la tasa de muerte de una 1 por cada 1.000 personas podría estar en su punto más alto desde que comenzó la emergencia", ha explicado en una conferencia de prensa Joel Millman, portavoz de la OIM.

En referencia a la cifra de 1.500 muertos, Millman ha confirmado que "solo una vez en los últimos cuatro años se ha llegado a esta marca más tarde que esta fecha en julio y eso fue en el 2014, cuando la emergencia apenas comenzaba".

La tasa de muerte en la ruta del Mediterráneo occidental hacia España es de cerca de 1 en cada 70 inmigrantes, ha lamentado Millman.

Contador