Al menos 20 muertos por una ola de ataques sobre el noreste de Siria, último bastión opositor

Un soldado sirio junto a la bandera nacional en Quneitra
REUTERS / OMAR SANADIKI
Publicado 10/08/2018 23:25:53CET

BEIRUT, 10 Ago. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Bashar al Assad ha desatado este viernes una ola de ataques sobre las provincias de Idlib, Alepo y Hama, que albergan el último bastión de la oposición siria, dejando un saldo de al menos 20 muertos, según han informado diversas fuentes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres pero una amplia red de informantes sobre el terreno, ha contado que se han producido decenas de ataques desde helicópteros y aviones de combate sobre estas tres provincias que se han saldado con al menos 29 muertos.

Abu al Bará al Hamawi, un líder rebelde de Hama, ha denunciado una "masacre" en el pueblo de Urem al Kubra, en Alepo occidental. La cadena de televisión Orient News, de tendencia opositora, ha indicado que hay al menos 20 muertos, mientras que el Observatorio habla de 18.

La agencia de noticias oficial SANA ha confirmado que las fuerzas gubernamentales han llevado a cabo operaciones contra "grupos terroristas", término en el que engloba a la oposición, en zonas rurales de Hama, logrando matar a varias personas, aunque no ha especificado cuántas.

Los Cascos Blancos, un grupo de protección civil que actúa en las zonas rebeldes, ha detallado en Twitter que los proyectiles utilizados en esta cadena de ataques aéreos incluían barriles bomba.

El Ejército sirio avisó el jueves mediante panfletos lanzados desde el aire a los habitantes de la provincia de Idlib de que la guerra civil estaba llegando a su fin. Al Hamawi ha reprochado al Gobierno esta "guerra psicológica contra la gente".

El líder rebelde ha asegurado que los grupos armados de la oposición "están listos para repeler cualquier posible ataque de las fuerzas del régimen". "Les darán una lección que no olvidarán: Idlib es diferente a otras regiones", ha afirmado.

Al Assad ha conquistado en los últimos meses importantes feudos opositores como Ghuta Oriental o la provincias meridionales de Derá, Sueida y Quneitra. Tras estas ofensivas, los rebeldes se han concentrado en el noreste, donde se espera que ofrezcan más resistencia por la presencia de milicias kurdas, apoyadas por Estados Unidos, y tropas turcas.

Contador