Al menos 41 personas mueren en Rusia por beber aceite de baño para emborracharse

Actualizado 19/12/2016 17:14:51 CET

MOSCÚ, 19 Dic. (Reuters/EP) -

Al menos 41 personas han muerto en la ciudad rusa de Irkutsk por beber aceite de baño en una manera desesperada por emborracharse, siendo uno de los casos más mortales de este tipo en años, según han informado investigadores rusos.

El uso de sustitutos de alcohol es común en algunas regiones rusas, donde la crisis vivida en los últimos dos años han llevado a más personas a una situación de pobreza. Los medios de comunicación del país han informado que las víctimas eran residentes pobres de Irkutsk, una ciudad a 4.000 kilómetros de Moscú.

"Es una tragedia terrible", ha asegurado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. "Conocemos bien este tipo de problemas y el presidente ha sido informado. Deben tomarse medidas", ha añadido.

El Comité de Investigación de la Federación de Rusia ha enviado desde Moscú un grupo de investigadores y el alcalde de Irkutsk ha declarado el estado de emergencia y ha prohibido de manera temporal la venta de cualquier líquido espirituoso no destinado al consumo humano. Entre los líquidos que han sido utilizados como sustituto de bebidas alcohólicas están los perfumes, after-shave, anticongelante y limpiacristales.

"De acuerdo con los últimos datos 41 de las 57 personas que fueron hospitalizadas después de beber el líquido han muerto", han informado los investigadores en un comunicado. "Más de 2.000 unidades del líquido han sido confiscadas con un volumen total de 500 litros", han añadido.

El líder opositor Alexei Navalni, quien quiere desafiar al actual presidente de Rusia, Vladimir Putin, en las próximas elecciones presidenciales de 2018, ha asegurado que cientos de personas mueren todos los días en casos similares. "El problema para Rusia y su seguridad nacional es más importante que Siria, Alepo, Ucrania y Trump juntos", ha asegurado Navalni culpando a la pobreza y a la corrupción por la venta de este tipo de sustitutos tóxicos. "Todos los años (estas bebidas) matan a más personas de las que han podido morir en ataques terroristas contra Rusia en toda la historia del país", ha añadido.

Los investigadores han informado de que dos personas han sido detenidas por presuntamente distribuir los aceites de baño. El producto advertía que no podía ser ingerido, pero los investigadores han señalado que las víctimas ignoraron esta advertencia y bebieron el líquido como si fuera alcohol.

El primer ministro, Dimitri Medvedev, ha asegurado que estudiaría la posibilidad de prohibir aquellos productos que causan tantas muertes y que cambiará el Código Penal del país para castigar a aquellas personas que los vendan.