Al menos 46 menores han sido secuestrados en Guatemala por el pago de rescates

Actualizado 04/12/2009 20:33:59 CET

CIUDAD DE GUATEMALA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC) informó este viernes de que entre enero y octubre de este año se produjeron un total de 46 secuestros de menores de edad, 31 niños y 15 niñas, cuya liberación se produjo a cambio del pago de un rescate. Sin embargo, las cifras policiales pueden aumentar debido al número de casos no denunciados por los familiares de las víctimas.

Los datos aportados por las autoridades judiciales muestran que Escuintla es la ciudad donde más secuestros se han producido en estos meses, 12 en total, seguida de Guatemala con ocho y de Quetzaltenango con seis.

La defensora de la niñez de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), Nidia Aguilar, señaló que la franja de edad con mayor riesgo de secuestro está comprendida entre los 12 y los 17 años, aunque el informe policial incluye también nueve casos de menores de cinco años.

Por su parte, el director del Movimiento Social por los Derechos del Niño, Felipe García, indicó que el móvil de estos secuestros es la obtención de dinero rápido, explicando que hay casos en los que se utiliza a los menores para identificar a las familias con mayor poder adquisitivo.

La mayoría de secuestros se resuelven en horas, mediante el respectivo pago, o en los dos o tres días siguientes al suceso, aunque también hay casos en los que, pese al pago, las víctimas no han sido puestas en libertad y varios donde la víctima permanece hasta 15 días en manos de los secuestradores.

Aguilar explicó que el secuestro de menores debe ser atajado por las autoridades, ya que "ser víctima de un secuestro a esta edad deja secuelas y traumas de por vida". Según García, los menores que han sido víctimas de secuestro generan comportamientos antisociales, "se vuelven solitarios, introvertidos, muestran dificultades de adaptación, temen salir a la calle y desconfían de todo el mundo", expresó.

Asimismo, el director del Movimiento Social por los Derechos del Niño señaló que pese a las cifras oficiales existe un subregistro que elevaría el número de secuestros en el país. "Los datos de la Policía son inciertos porque están los secuestros rápidos en los que hay muchos que son víctimas pero no denuncian, y esto es preocupante", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies