Aumenta a 530 el balance de muertos por el terremoto en la frontera entre Irán e Irak

Contador
373518.1.644.368.20171112235003
Vídeo de la noticia
Actualizado 14/11/2017 16:21:14 CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Fotos y vídeos del terremoto

Jamenei expresa su "profunda pena" y sus condolencias por las víctimas del terremoto

La UE se solidariza con las víctimas del terremoto en Irán e Irak y ofrece ayuda

Terremoto en Irán en la frontera con Irak, en mapas y gráficos

Al Abadi ordena enviar a los equipos de defensa civil a las zonas de Irak afectadas por el terremoto

En el Kurdistán iraquí, el balance se mantiene en al menos siete muertos

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Al menos 530 personas han muerto y más de 7.400 han resultado heridas por el terremoto de magnitud 7,3 que sacudió el domingo por la noche zonas fronterizas entre Irán e Irak, según un nuevo recuento de víctimas divulgado este martes y que aún podría aumentar en las próximas horas.

El seísmo se cebó especialmente con la provincia iraní de Kermanshá y, en particular, con el condado de Sarpol-e Zahab, a unos 15 kilómetros de la frontera iraquí. Hasta esta región se ha desplazado el presidente iraní, Hasán Rohani, que ha prometido ayuda para los damnificados, según la agencia de noticias Mehr.

Las autoridades iraníes anunciaron el lunes por la noche el fin de las operaciones de búsqueda y rescate, al considerar que hay pocas posibilidades de recuperar a más personas con vida, pero el vicegobernador de Kermanshá, Mojtaba Nikkerdar, ha apuntado que aún podrían quedar víctimas entre los escombros. "No esperamos que el número de muertos y heridos suba mucho, pero subirá", ha admitido en declaraciones a la televisión estatal.

Unas 30.000 viviendas han sufrido daños por los temblores, lo que ha dejado a miles de personas sin hogar. Muchas han optado por campamentos improvisados, pero otros han optado por dormir al raso ante el temor de que se produzcan nuevas réplicas --ya ha habido unas 200, según la agencia Reuters--.

"Necesitamos ayuda. Necesitamos de todo. Las autoridades deberían darse prisa", ha declarado a la televisión una joven que se ha quedado sin casa y que, junto a su familia, ha pasado la noche sin un techo donde cobijarse y a merced del frío por la falta de tiendas.

El vicegobernador de la provincia iraní de Kermanshá, Mojtaba Nikerdar, ha resaltado que "aún hay personas bajo los escombros". "Esperamos que el número de muertos y heridos no aumente mucho, pero aumentará", ha lamentado.

Por su parte, el ministro del Interior iraní, Abdolreza Rahmani Fazli, ha resaltado que "la noche ha hecho difícil que los helicópteros vuelven a las zonas afectadas", agregando que "algunas carreteras han quedado cortadas". "Estamos preocupados por las aldeas más remotas", ha reconocido.

Además, varios edificios se han hundido en zonas rurales de Irán y se han registrado grietas en los muros de edificios de la región, tal y como ha indicado la agencia iraní de noticias Fars. El terremoto ha provocado además cortes en las líneas de teléfono y el suministro eléctrico y de Internet en la zona afectada.

El líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei, ha ordenado a las autoridades que "entreguen ayuda a los afectados", resaltando que todas las capacidades del país deben ser puestas en marcha para evitar un mayor aumento en la cifra de víctimas.

Por su parte, el presidente de Irán, Hasán Rohani, ha hablado por teléfono con Rahmani Fazli, quien le ha puesto al corriente de la situación. Las autoridades de la provincia de Kermanshá han anunciado tres días de luto a causa del terremoto.

BALANCE EN IRAK

Por su parte, las autoridades de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí han cifrado en siete los muertos en el territorio, agregando que más de 300 personas han sido hospitalizadas, según la cadena de televisión kurda Rudaw.

El ministro de Sanidad de la región semiautónoma, Rekaut Rashid, ha detallado que cuatro personas han muerto en Darbandijan, dos en Garmian y una en Sulaimani.

Los daños más graves se han registrado en Darbandijan, unos 75 kilómetros al este de Suleimaniya, situada en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí. "La situación es muy crítica", ha resaltado Rashid.

En declaraciones a Reuters, ha indicado que el principal hospital del distrito ha sufrido graves daños y se ha quedado sin suministro eléctrico, por lo que los heridos están siendo trasladados a Suleimaniya.

Irán e Irak están situados sobre varias fallas tectónicas y son relativamente frecuentes los terremotos. El terremoto más grave de los últimos años ha sido el de 2003 en Bam, en el sureste de Irán, que provocó 31.000 muertos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies