Al menos diez heridos y un detenido por la violencia postelectoral

 

Al menos diez heridos y un detenido por la violencia postelectoral

Actualizado 23/04/2013 3:31:16 CET

ABIYÁN, 23 Abr. (Reuters/EP) -

Al menos diez personas han resultado heridas y una ha sido detenida por los enfrentamientos que se han producido entre la Policía y las personas que se han manifestado este lunes contra los resultados de las elecciones regionales y locales celebradas el pasado domingo en Costa de Marfil.

"Los jóvenes han ido esta mañana a la Comisión Electoral Independiente (CEI) para protestar por los resultados electorales", ha dicho Ibrahima Kone, trabajador en la sede del CEI en Yamoussoukro, la capital administrativa del país africano.

"La Policía los ha dispersado con gases lacrimógenos. Diez han resultado heridos y uno de sus líderes ha sido detenido", ha revelado el funcionario marfileño, en declaraciones a la agencia de noticias británica.

Las protestas se han repetido en otras ciudades marfileñas. En Abiyán --la más importante--, varios testigos han asegurado que grupos de jóvenes han tomado las calles y han levantado barricadas con neumáticos incendiados.

"La Policía ha lanzado gases lacrimógenos para dispersar a los jóvenes que estaban bloqueando el tráfico. Protestaban por los resultados electorales", ha dicho Matene Toure, un comerciante del barrio de Koumassi.

Al parecer, los simpatizantes de los candidatos perdedores comenzaron a manifestarse en las principales ciudades marfileñas incluso antes de que las autoridades electorales divulgaran los resultados oficiales.

A pesar de todo ello, el CEI ha indicado que, "en términos generales, las cosas han ido bien", aunque ha informado de que se han producido actos vandálicos y de que se han robado cajas electorales en nueve de los 197 distritos administrativos del país.

Las del domingo son las primeras elecciones que ha celebrado Costa de Marfil desde las presidenciales de 2010, que dieron paso a una ola de violencia que acabó con la vida de 3.000 personas porque tanto el entonces presidente, Laurent Gbagbo, como su rival, Alassane Ouattara, reivindicaron su victoria.

Gbagbo ha sido acusado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) de crímenes contra la Humanidad por la ola de violencia postelectoral de 2010. Ouattara, proclamado finalmente vencedor, trata de conseguir la reconciliación nacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies