Al menos dos heridos por una explosión en la localidad de Austin (EEUU)

Autoridades mantienen un cordón cerca del sitio de una explosión en Austin
REUTERS
Actualizado 19/03/2018 8:49:21 CET

AUSTIN (TEXAS), 19 Mar. (Reuters/EP) -

Una explosión registrada este domingo en la localidad de Austin, en el estado de Texas, se ha saldado con al menos dos heridos, según han informado las autoridades de Estados Unidos, que han indicado que varios agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se han desplazado hasta el lugar de los hechos.

La Policía, que ha señalado durante una rueda de prensa que los dos heridos han sido trasladados a un hospital de la zona, ha explicado que sus vidas no se encuentran en peligro. "Tenemos una escena en la que es obvio que se ha producido una explosión", ha aseverado el jefe de la Policía de Austin Brian Manley.

"Simplemente no sabemos mucho al respecto en este momento", ha continuado. La capital de Texas fue testigo a principios de marzo de la explosión de varios paquetes bomba, que dejaron dos muertos.

Manley ha instado a la población de la zona a permanecer en sus viviendas y evitar entrar en contacto con cualquier paquete que resulte sospechoso. No obstante, no ha hecho ningún comentario sobre la posible vinculación de las explosiones.

Más de 500 agentes del FBI se han unido a la Policía de Austin en el marco de la pesquisa sobre las explosiones. El domingo las fuerzas de seguridad aseguraron que existe una alta posibilidad de que el objetivo de los ataques sea enviar un mensaje.

"No vamos a entender el mensaje hasta que el sospechoso o los sospechosos nos busquen para hablar y contarnos cuál es", ha insistido Manley, que ha asegurado que la Policía también está investigando las explosiones como un posible delito de odio.

La explosión del 2 de marzo acabó con la vida de Anthony Stephan House, un afroamericano de 39 años. La segunda mató a Draylen Mason, un músico afroamericano de 17 años, e hirió a su madre. Pocas horas después, una tercera explosión hirió a una mujer de origen hispano de 75 años.

Las fuerzas de seguridad han recibido 735 llamadas denunciando la presencia de paquetes sospechosos en la zona desde que tuvo lugar el primer incidente a principios de marzo.