Al menos once muertos por la explosión de una bomba en un edificio en la ciudad siria de Afrin

Actualizado 19/03/2018 12:07:56 CET

Grupos prokurdos instan a la comunidad internacional a presionar para expulsar a los militares turcos de Afrin 

Muere en Afrin una británica que se había unido a la brigada femenina kurda YPJ 

El CICR denuncia que la Media Luna Roja turca carece de "credibilidad" para ayudar a los kurdos en Afrin 

ESTAMBUL, 19 Mar. (Reuters/EP) -

Al menos siete civiles y cuatro milicianos del Ejército Libre Sirio (ELS) han muerto como consecuencia de la explosión de una bomba en la localidad de Afrin, en el noroeste de Siria, en la noche del domingo al lunes, según ha informado la agencia de noticias turca Anatolia.

La explosión se ha registrado después de que los milicianos del ELS se desplegaran en la zona el domingo tras arrebatarle el control de la ciudad a los milicianos kurdos sirios de las Unidades de Protección Popular (YPG).

Según Anatolia, la bomba había sido colocada por "terroristas" y ha estallado cuando los milicianos sirios del ELS realizaban una búsqueda. El artefacto ha provocado un socavón de cuatro metros de profundidad y ha causado graves daños en otros edificios y vehículos.

Un portavoz del ELS explicó el domingo que los rebeldes lograron entrar en la ciudad de Afrin al amanecer sin encontrar resistencia por parte de los milicianos de las YPG. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha dicho que algunos milicianos de las YPG han desafiado la orden de su mando de retirarse pero ha señalado que las fuerzas turcas y del ELS controlan ahora la ciudad.

Turquía mantiene desde el 20 de enero una operación en Afrin para expulsar de la región a los milicianos de las YPG, un grupo al que considera vinculado con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, contra el que lleva combatiendo desde hace décadas en el sureste de Turquía, en un conflicto que se ha cobrado unas 40.000 vidas.