Al menos once refugiados heridos tras enfrentamientos con la Policía en Lesbos, Grecia

Vista general del campo de Moria
REUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS - Archivo
Actualizado 15/03/2018 12:35:33 CET

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Once solicitantes de asilo fueron atendidos por el personal de Médicos Sin Fronteras (MSF) este miércoles tras enfrentamientos con la Policía en un campamento de refugiados en la isla griega de Lesbos, según ha informado la ONG.

"Anoche en Moria, nuestros equipos trataron a once personas por efectos de gas lacrimógeno y con ataques de pánico", ha explicado a Europa Press la coordinadora general de MSF en Grecia, Louise Roland-Gosselin, precisando que entre ellos había "mujeres embarazadas y tres niños".

Según ha explicado la responsable de MSF, hace dos días un joven que "protestaba porque lo habían separado de su familia" y debía permanecer en la isla se electrocutó "mientras trepaba por una verja eléctrica". Fue esto lo que provocó el miércoles "los choques entre los refugiados y la Policía griega".

Roland-Gosselin ha subrayado que el suceso se produce "en la víspera del segundo aniversario del acuerdo entre la UE y Turquía" para frenar la llegada de migrantes y refugiados a Grecia y ha denunciado que "el coste humano de este cínico acuerdo lo pagan los hombres, mujeres y niños atrapados en las islas griegas".

Unas islas, ha añadido la responsable de MSF, a las que siguen llegando embarcaciones. Según ha puntualizado, "solo dos horas después de los altercados, dos de ellas llenas de familias arribaron a las costas de Lesbos".

La responsable de MSF ha indicado que la clínica de salud mental de la ONU "continúa repleta de personas con estrés post traumático, otras que se han autolesionado y también que han intentado suicidarse". "Estas personas escapan de la guerra y las bombas en lugares como Siria para encontrar más violencia y sufrimiento en Europa. Es vergonzoso. La UE no puede celebrar esto", ha reclamado.

Más de 5.000 solicitantes de asilo viven en el campamento de refugiados de Moria, casi el doble de su capacidad. Las protestas no son infrecuentes debido a las condiciones de vida, pero los enfrentamientos de este miércoles, que según un portavoz policial estallaron después de que un grupo de alrededor de 50 personas incendiaran contenedores de basura, son unos de los más serios.

Grecia se convirtió en 2015 en la puerta de entrada a Europa para casi un millón de refugiados e inmigrantes, que en su mayoría huían de Siria, Irak y Afganistán. El próximo 20 de marzo se cumplen dos años desde que la Unión Europea y Turquía acordaron detener el flujo de inmigrantes.

Según este acuerdo, cualquier persona que llegue a las islas griegas debe regresar a Turquía a menos que reciba asilo, pero los procedimientos pueden tardar varios meses y las protestas han surgido debido a las demoras, así como por las condiciones de vida