El mensaje de ACNUR a los líderes europeos: "Europa ya no está sumida en una crisis de refugiados"

Filippo Grandi
REUTERS / DENIS BALIBOUSE
Publicado 22/06/2018 18:28:38CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, ha instado a los líderes europeos a "cambiar para mejor" su política migratoria, para lo que ha ofrecido la ayuda de ACNUR, al tiempo que ha dejado claro que aunque la "crisis del Mediterráneo" de 2015 aún sigue reverberando, Europa no se enfrenta en la actualidad a ninguna "crisis de refugiados".

"Europa hoy en día ya no está en el punto decisivo de una crisis migratoria o de refugiados" sino que las llegadas por mar a través del Mediterráneo "están en niveles anteriores a 2014 y están cayendo hacia su nivel medio histórico", ha dicho Grandi, en un mensaje dirigido a los líderes europeos que se han dado cita el domingo en Bruselas para una minicumbre sobre migración.

"Más de nueve de cada diez personas desplazadas forzosas están fuera de Europa, bien en sus propios países o en los vecinos inmediatos: países en su mayoría del sur", ha subrayado el máximo responsable de ACNUR, incidiendo en que por ello "el apoyo, la solidaridad y la colaboración europea con estos países, así como con los países de tránsito, es más crítica que nunca".

Según Grandi, hacen falta no solo ayuda a los países y comunidades que acogen a los refugiados sino plazas de reasentamiento que ofrezcan "vías legales para los refugiados vulnerables" con el fin de que puedan trasladarse a terceros países, así como abordar "las condiciones que empujan a los refugiados al peligroso viaje hacia Europa y otras partes".

En opinión del máximo responsable de ACNUR, "ha llegado el momento de cambiar las cosas para mejor" y abandonar la "tendencia hacia enfoques restrictivos y unilaterales que algunos países europeos han perseguido a la hora tratar con refugiados y migrantes" desde la crisis de 2015.

APROVECHAR LA OPORTUNIDAD

Por eso, ha instado a los países europeos a que "aprovechen esa oportunidad para encontrar un nuevo enfoque unido que responda a las necesidades compartidas de todos los países para que sean capaces de gestionar sus fronteras y sus políticas migratorias, de forma que respete los estándares europeos e internacionales de asilo que surgieron de la Segunda Guerra Mundial".

Grandi ha reprochado que aunque es algo "alcanzable", "la coherencia y la unidad han estado ausentes del enfoque europeo y desde hace demasiado tiempo". En este sentido, ha lamentado la división entre "países ligados por la geografía, la cultura y los valores" por la cuestión del asilo y "cómo proteger a las personas que huyen de la persecución, el conflicto y la guerra".

Según el responsable de ACNUR, lo sucedido con el 'Aquarius' ha sido la culminación de todo esto. "Tales acontecimientos ponen las vidas y las normas internacionales de rescate en el mar en peligro y nunca deberían producirse", ha defendido.

Así las cosas, Grandi ha dejado claro que "ACNUR está aquí para ayudar". La agencia de la ONU "está dispuesta a trabajar con los países europeos para desarrollar un camino a seguir que sea tanto realista como de principios".

Tiene que ser un enfoque "arraigado en la solidaridad y la cooperación" y que deje de lados los cruces de responsabilidades, además de garantizar a aquellos en peligro en el mar que "serán rescatados y desembarcados de una forma predecible" y que también aborde lo que ocurrirá con ellos una vez en tierra, ha afirmado.

Igualmente, tiene que acabar con "las dudas sobre lo genuino de las razones que empujan a la gente a huir y que contemple el retorno a casa a aquellos que no son refugiados o que no tienen derecho a quedarse", ha agregado.