Merkel aboga por un crecimiento económico inclusivo, en medio de las protestas contra la cumbre del G-20

 

Merkel aboga por un crecimiento económico inclusivo, en medio de las protestas contra la cumbre del G-20

Angela Merkel
HANNIBAL HANSCHKE/REUTERS
Publicado 03/07/2017 0:30:29CET

BERLÍN, 3 Jul. (Reuters/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha afirmado este domingo que los líderes del G-20 deben centrarse en lograr un crecimiento económico sostenible e inclusivo y no en su propia prosperidad, en una jornada de protestas antiglobalización en Hamburgo antes de la cumbre que celebrará esta semana el organismo.

En sus declaraciones, la mandataria alemana ha señalado que la cumbre del G-20 de este año profundizará asuntos reivindicados por los manifestantes, como la distribución de la riqueza y el agotamiento de los recursos, junto a temas relacionados como el cambio climático y la protección del consumidor.

"No sólo se trata de crecimiento (económico), sino más bien de crecimiento sostenible", ha indicado. "Tenemos que tener una situación en la que ganen todos. Los temas obviamente giran en torno a cómo lograr un crecimiento inclusivo o sostenible", ha recalcado.

Sin mencionar las protestas en Hamburgo, Merkel ha asegurado que se introdujeron en la agenda del G-20 cuestiones que habitualmente no se tocan.

"Si simplemente intentamos seguir adelante como lo hemos hecho en el pasado, los desarrollos mundiales definitivamente no serán sostenibles e inclusivos", ha argumentado.

Así, ha defendido que son necesarios "el acuerdo de protección climática, mercados abiertos y mejores acuerdos comerciales en los que se defiendan los estándares de protección del consumidor, sociales y medioambientales"

Decenas de miles de manifestantes han marchado este domingo en protesta contra la cumbre, que se celebrará entre el 7 y el 8 de julio y en la que 21.000 policías alemanes se encargarán de garantizar la seguridad.

Las autoridades alemanas se preparan para la posibilidad de que en Hamburgo se produzcan disturbios como los que tuvieron lugar en la cumbre del G-8 en Génova (Italia), en 2001, cuando murió un manifestante y cientos resultaron heridos.

La cumbre del G-20 tiene lugar tras una reunión del G-7 hace un mes que puso de manifiesto profundas divisiones entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y otros países occidentales sobre el cambio climático, el comercio y los movimientos migratorios.

El mandatario estadounidense anunció posteriormente la retirada de Estados Unidos del acuerdo para combatir el cambio climático alcanzado en 2015 en París.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies