Merkel asegura que no se siente frustrada con el plan de May para el Brexit y dice que siente curiosidad

La canciller alemana, Angela Merkel
GREGOR FISCHER/DPA / GREGOR FISCHER
Publicado 17/02/2018 3:18:38CET

BERLÍN, 17 Feb. (DPA/EP) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha asegurado este viernes que no se siente frustrada con el plan de la primera ministra británica, Theresa May, para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y que, en vez de eso, "siente curiosidad" por ver qué sucederá el año que viene.

"Antes que nada quiero decir que no me siento frustrada. (...) En vez de eso, siento curiosidad por ver cómo ve Londres la relación bilateral", ha explicado Merkel en el marco de la visita de May a Berlín, donde ambas han abordado la situación de las negociaciones sobre el Brexit.

Merkel y May han hablado en Berlín, la capital alemana, ante la creciente presión ejercitada por Bruselas y Londres sobre la primera ministra británica para que clarifique en la mayor medida posible el futuro de las relaciones entre el bloque comunitario y Reino Unido.

La canciller ha alertado en varias ocasiones de que el "tiempo se está agotando" para que las dos partes logren llegar a un acuerdo sobre la marcha de Reino Unido.

"Obviamente no hemos cambiado de postura sobre la salida de Reino Unido. Lo sentimos y queremos que las negociaciones se desarrollen de la forma más constructiva posible", ha aseverado Merkel.

A principios de esta semana, el Gobierno germano instó a Londres a ofrecer planes más "concretos" sobre el asunto. Ante las dificultades mostradas en Alemania para lograr la formación de un Gobierno, las autoridades han asegurado que no hay motivo alguno por el que esperar que Berlín cambie de postura sobre el 'Brexit' una vez se forme un nuevo gobierno.

Asimismo, Berlín considera que un fracaso a la hora de llegar a un acuerdo con Londres antes de que se produzca el 'Brexit' en marzo de 2019 tendrá graves consecuencias para Reino Unido y para el resto del bloque comunitario.

May ha indicado que hablará sobre seguridad y política exterior con la Unión Europea tras el Brexit, pero también abordará temas relacionados con el comercio para "asegurar que las empresas británicas tienen la máxima libertad comercial posible".