Merkel da comienzo a la reunión "decisiva" para regresar a la gran coalición en Alemania

Angela Merkel
CDU
Actualizado 04/02/2018 11:32:06 CET

BERLÍN, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La canciller alemana, Ángela Merkel, ha avanzado que a las conversaciones con el partido Socialdemócrata (SPD) para un gobierno de gran coalición les esperan momentos difíciles, antes de dar comienzo al segundo día de negociaciones de este fin de semana que, según las previsiones más optimistas, podrían acabar hoy con un apretón de manos.

"Todavía quedan cuestiones importantes por resolver", ha declarado la canciller y líder conservadora antes de entrar en la sede del SPD, escenario definitivo de las conversaciones.

"Entro en las negociaciones de hoy con buena voluntad, y a la espera de hablar de cuestiones serias", ha dicho. La canciller, que ha calificado el día de hoy de "decisivo", no se ha atrevido a decir si acabarán hoy las conversaciones.

"Nos hemos reunido aquí hoy nuevamente para la ronda decisiva de negociaciones. Todavía no es posible decir cuánto durará. Hicimos un buen trabajo ayer, pero aún hay cuestiones importantes que deben resolverse", ha concluido la canciller.

Los dos partidos buscan sellar este acuerdo para renovar la "gran coalición" que ha gobernado desde 2013 la mayor economía de Europa. Sin embargo, fuentes próximas a las conversaciones dicen que las negociaciones para una alianza podrían alargarse hasta el lunes o el martes.

El SPD quiere demostrar a sus bases, más escépticas con la coalición, que puede presionar para que se desarrollen esas políticas como socio minoritario de la alianza con los conservadores de Merkel.

Muchos de los 443.000 militantes del SPD -- que tendrán la oportunidad de votar sobre cualquier acuerdo de coalición -- preferirían que su partido se convierta en oposición en lugar de firmar otra alianza con Merkel, después de que los socialdemócratas sufrieron su peor resultado electoral desde la posguerra en las elecciones de septiembre.

Ambas partes han avanzado en política laboral y acordaron el viernes que los empleados de empresas de más de 45 trabajadores tengan el derecho de cambiar entre trabajo a tiempo completo o parcial.

La sanidad es un gran obstáculo en las negociaciones y fuentes de las formaciones dicen que Merkel y su aliado bávaro, Horst Seehofer, debatieron el asunto el sábado antes de la primera reunión con el SPD.

Los conservadores rechazan sustituir el actual sistema con un "seguro ciudadano", como lo denomina el SPD, y ahora las conversaciones se centrarán previsiblemente en mejorar la posición de quienes tienen seguro público, por ejemplo cambiando las normas de facturación de los médicos, que ganan más tratando pacientes en la sanidad privada y a menudo la favorecen.

Los partidos también esperan tratar otros temas, como finanzas, alquileres y precios inmobiliarios o agricultura. El viernes alcanzaron un acuerdo sobre migración, que confirma el borrador de enero, por el que los partidos no esperan que la inmigración supere los 220.000 personas al año.