Merkel y Erdogan subrayan la urgencia de alcanzar una solución política para Siria

Una casa destruida en Duma
REUTERS / BASSAM KHABIEH
Publicado 16/04/2018 21:35:54CET

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, han hablado por teléfono este lunes para analizar la situación en Siria, tras el ataque militar efectuado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia en represalia por el uso de armas química, y han incidido en la urgencia de alcanzar una solución política a la guerra civil.

"Han acordado que es particularmente urgente", ha dicho el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, en un comunicado recogido por Reuters. Fuentes de la Presidencia turca han confirmado a 'Daily Sabah' que Merkel y Erdogan han coincidido en que es necesario dar pasos concretos hacia un acuerdo de paz.

Además, las mismas fuentes han señalado que para ambos líderes es esencial mantener la integridad territorial de Siria. Las milicias kurdas, apoyadas por la coalición internacional que lidera Estados Unidos, han creado entidades propias con autonomía en la franja norte, lo que ha suscitado la irrupción de tropas turcas.

El escenario sirio se ha complicado aún más en los últimos días por el ataque lanzado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia en la madrugada del sábado contra tres instalaciones que estarían relacionadas con un supuesto programa clandestino de armas químicas del régimen de Bashar al Assad.

Esta acción es una respuesta al ataque químico perpetrado el pasado 7 de abril en la ciudad de Duma, que dejó 70 muertos y decenas de heridos. Occidente ha culpado al Gobierno sirio, pero tanto Damasco como Moscú, su principal aliado, lo han negado.

Expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) llegaron el fin de semana a Siria para investigar los hechos y determinar la autoría del ataque en Duma. Esta previsto que el miércoles entren en la localidad.

Ni Turquía ni Alemania participaron en esta acción militar pero ambos han considerado que se trata de una medida "apropiada".