Merkel frena el intento de Renzi de relajar el Pacto de Estabilidad

Actualizado 27/06/2014 20:31:05 CET

No se cambiarán las reglas que se aprobaron durante la crisis de deuda para reforzar las sanciones

BRUSELAS, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha frenado durante el Consejo Europeo que ha concluido este viernes el intento del primer ministro italiano, Matteo Renzi, de relajar la aplicación del Pacto de Estabilidad y ha logrado que los líderes europeos respalden la validez de las reglas presupuestarias de la UE.

El primer ministro italiano -junto con el grupo socialista en la Eurocámara- exigía una flexibilización del Pacto como contrapartida para apoyar al candidato del PP europeo, Jean-Claude Juncker, como presidente de la Comisión. Finalmente, Renzi ha votado por Juncker sin que el programa de prioridades para los próximos cinco años contemple más margen de maniobra presupuestario que el que ya se aplicó por ejemplo a España en 2012 al darle 2 años más para corregir el déficit excesivo.

"Respetamos el Pacto de Estabilidad y Crecimiento", afirman los líderes europeos en las conclusiones del Consejo Europeo. "La Unión necesita medidas audaces para estimular el crecimiento, aumentar la inversión, crear más y mejor empleo y animar reformas para la competitividad. Eso requiere también hacer el mejor uso de la flexibilidad que está prevista en las reglas existentes del Pacto de Estabilidad", resalta el texto.

"El texto dice claramente que el Pacto de Estabilidad sigue siendo válido y contiene suficiente flexibilidad para afrontar las cuestiones de cómo reconciliar la estabilidad y el crecimiento", se ha felicitado Merkel en rueda de prensa al término de la cumbre. La canciller ha dejado claro que "el Pacto de Estabilidad no se cambiará" ni tampoco las reglas que se aprobaron en plena crisis de deuda para reforzar las sanciones contra los incumplidores.

Merkel ha insistido además en que será la Comisión y no los Estados miembros la que decida "caso por caso" la flexibilidad que permite. "Podemos decir que la flexibilidad que tenemos es suficiente para garantizar estabilidad y crecimiento al mismo tiempo", ha insistido.

Por su parte, el primer ministro italiano ha asegurado que, a partir de ahora, "si un países hace en serio las reformas estructurales tiene derecho a una amplia flexibilidad". Renzi ha asegurado que se trata de la primera vez que este principio figura "negro sobre blanco" en un documento, que además considera el crecimiento como la máxima prioridad para la UE.

"He votado por Jean-Claude Juncker porque hay un documento. No lo habría hecho en ausencia de documento", ha insistido. "No queremos violar las reglas del Pacto, pero viola el principio del Pacto el que habla sólo de estabilidad y no de crecimiento", ha apuntado.

El presidente francés, François Hollande, aliado de Renzi en esta batalla, ha dicho que "nunca" ha pedido poner en duda el Pacto de Estabilidad y Crecimiento sino "usar todo el margen, toda la flexibilidad" que ofrece para apoyar el crecimiento y el empleo.

"Pido flexibilidad, márgenes, que ya prevé el texto", ha recalcado el jefe de Estado francés, que ha insistido en que no lo reclama sólo para Francia sino "porque es el interés del conjunto de los europeos que haya más crecimiento".

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado que se siente "cómodo" con el Pacto de Estabilidad y no ve necesaria más flexibilidad. "El mensaje que nosotros tenemos que dar es que no es bueno aumentar deuda, ni es bueno gastar lo que no se tiene, ni es bueno estar pidiendo constantemente a los mercados, sino que el saneamiento de las cuentas públicas es algo que está íntimamente unido al progreso, al bienestar y a la creación de riqueza y empleo", ha defendido.

"Yo estoy cómodo en la situación actual. Creo que la Comisión ha actuado con flexibilidad y sobre todo con inteligencia y no es un tema que en este momento me genere una gran preocupación", ha dicho al ser preguntado por el enfrentamiento de Francia e Italia contra Alemania.