Merkel impulsará un alto el fuego en su primera visita a Kiev desde el comienzo de la crisis en Ucrania

 

Merkel impulsará un alto el fuego en su primera visita a Kiev desde el comienzo de la crisis en Ucrania

 In This File Photo German Chancellor Angela Merke
SEAN GALLUP
Actualizado 06/07/2015 12:46:06 CET

BERLÍN, 23 Ago. (Reuters/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, tiene previsto pedir la firma de un alto el fuego y un acuerdo político durante su visita a Kiev este fin de semana, la primera que realiza a la capital ucraniana desde que comenzase la crisis que atraviesa el país a principios de este año.

"Políticamente el objetivo más importante es alcanzar un alto el fuego político", ha afirmado Merkel en referencia a su visita durante una entrevista. "Tenemos que conseguir el propósito de que la población no sea asesinada cada día", ha subrayado.

La mandataria también ha indicado que en la agenda de su visita también tiene previsto discutir con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, "cómo puede Alemania respaldar a Ucrania".

La visita de Merkel a Kiev ha sido interpretada como un gesto de apoyo a Poroshenko, elegido como presidente de Ucrania hace poco más de tres meses. Sin embargo, varias fuentes diplomáticas han precisado que la canciller también tiene previsto persuadir tanto al mandatario como a las facciones más duras del país de evitar un conflicto militar y alcanzar un acuerdo político.

"Continuaré trabajando con toda mi energía en el conflicto de Ucrania para ayudar a conseguir la paz a través de medios diplomáticos", ha asegurado Merkel. "No puede haber una solución puramente militar", ha incidido.

Merkel llegará a Kiev el sábado, en el marco de un nuevo conflicto por la entrada en el país de un convoy humanitario ruso sin el consentimiento del Gobierno ucraniano, que estaría compuesto de unos 270 camiones con unas 2.000 toneladas de ayuda humanitaria y que partieron de Moscú el pasado 12 de agosto.

CONVOY HUMANITARIO RUSO

Después de una semana parados en la frontera, a la espera de que Moscú y Kiev llegaran a un acuerdo sobre cómo introducir la ayuda en Ucrania, finalmente este viernes los camiones rusos han entrado al país vecino sin autorización.

Ucrania ha explicado que lo ha permitido para evitar un incidente mayor, aunque ha subrayado que se trata de "una flagrante violación de los principios básicos de las leyes internacionales".

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha justificado la entrada a Ucrania del convoy de ayuda humanitaria, subrayando que un nuevo retraso a consecuencia de las negativas del Gobierno de Poroshenko sería "inaceptable".

REACCIÓN ALEMANIA

Ante estos hechos, Merkel ha mantenido una conversación telefónica tanto con Putin como con Poroshenko, en la que ha "expresado su profunda preocupación por el hecho de que el convoy haya cruzado la frontera sin el consentimiento de Ucrania y sin estar acompañado por el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR)", provocando otra escalada de tensión.

En cambio, la canciller ha elogiado "la reacción prudente" de Ucrania, ya que, a pesar de que los camiones rusos han entrado en su territorio sin autorización, ha decidido no impedírselo para evitar "provocaciones" mayores.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies