23 mujeres, entre ellas dos españolas, presentan denuncias por abusos sexuales contra varios policías mexicanos

Actualizado 10/05/2006 7:05:10 CET

MEXICO, 10 May. (EP/AP) -

Siete mujeres afirmaron que fueron violadas y otras 16, incluidas dos españolas, denunciaron abusos físicos y sexuales de varios policías que las detuvieron por los violentos disturbios en un pueblo cercano a la ciudad de México, según informó el martes Guillermo Ibarra, coordinador general de proyectos y comunicación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Valentina Palma, una estudiante de cine chilena que residía en México dijo que los policías le robaron varias pertenencias y la golpearon, además de que un agente la pisó con la bota en la cabeza para hundirle el rostro en un charco de sangre cuando estaba detenida en una camioneta. También aseguró que varias de sus compañeras de celda tenían rotas su vestimenta y su ropa interior.

Palma y otras dos españolas que reclaman abusos sexuales aunque no violación dijeron tener informes médicos de contusiones en senos y en la región glútea por golpes, según Ibarra, que aclaró que la Comisión no ha recibido dichos informes. Las tres mujeres fueron deportadas por violar los términos de sus visados.

Las denuncias de abuso son las más serias que se han hecho contra la policía durante el Gobierno del presidente Vicente Fox, dijo Guillermo Ibarra, coordinador general de proyectos y comunicación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. El mandato de Fox termina en diciembre.

Ibarra informó que la Comisión, un organismo público autónomo, había presentado demandas judiciales ante la Procuraduría de justicia de Estado de México en las que están implicados policías estatales y federales.

El jefe de Policía Wilfrido Robledo negó las acusaciones en declaraciones a medios de comunicación y dijo que las denuncias eran parte de una estrategia de los abogados de las detenidas para desprestigiar a la Policía. Robledo no pudo ser localizado el martes para que comentara las denuncias.

"Me insultaron, me manosearon, todo lo que quisieron", dijo la estudiante chilena en declaraciones al periódico La Jornada.

Ibarra señaló que la comisión y la policía estatal han designado médicos para examinar a las mujeres que permanecen en México, pero que más de la mitad ha rechazado aceptar la revisión.

Una portavoz del Estado de México, donde se encuentra San Salvador Atenco, dijo a AP que los vídeos captados por policías y civiles durante los enfrentamientos están siendo analizados por investigadores para detectar a agentes que hayan abusado de su autoridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies