México asegura que responderá "con firmeza" ante cualquier violación de EEUU del comercio internacional

 

México asegura que responderá "con firmeza" ante cualquier violación de EEUU del comercio internacional

Luis Videgaray, ministro de Exteriores de México
CARLOS JASSO / REUTERS
Publicado 25/04/2017 22:19:51CET

CIUDAD DE MÉXICO, 25 Abr. (Reuters/EP) -

México responderá "con firmeza" contra cualquier medida que pueda poner en marcha Estados Unidos a raíz de su revisión fiscal que viole las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según ha asegurado este martes el ministro de Exteriores mexicano, Luis Videgaray.

En su intervención ante el Comité de Relaciones Internacionales de la cámara baja del Congreso, Videgaray ha añadido que el Gobierno mexicano no piensa negociar en absoluto sobre la posibilidad de imponer un impuesto sobre las remesas de dinero que mandan los trabajadores mexicanos a sus familias desde Estados Unidos.

El Ejecutivo norteamericano también está planteando la posibilidad de gravar los bienes mexicanos que entran en el país. "Si continúan adelante, tendremos que actuar con total firmeza, utilizando todas las medidas políticas, diplomáticas y obviamente legales que tengamos a nuestra disposición", ha asegurado Videgaray.

El presidente estadounidense, Donald Trump, quiere renegociar el acuerdo de libre comercio para América del Norte (NAFTA o TLCAN) y ha amenazado a México y Canadá --sus socios en este tratado internacional-- con retirarse del mismo si no acceden a las demandas de Washington.

México quiere "poner todas las cartas sobre la mesa", incluyendo temas como la seguridad, la inmigración y el comercio. "Para lo que sí que no estamos preparados es para crear nuevos sistemas de coordinación y, si durante las negociaciones de otros temas, como la inmigración o nuestras fronteras, México no está satisfecho, tendremos que revisar nuestra cooperación con Estados Unidos", ha advertido Videgaray.

Trump hizo de la construcción del muro una de sus grandes promesas de campaña y, una vez en la Casa Blanca, ha insistido en seguir adelante con una infraestructura cuyos gastos reclama a México. El Gobierno mexicano ha insistido en que no se hará cargo de los costes y el presidente de Estados Unidos no ha aclarado cómo espera recaudar el dinero.

El Departamento de Seguridad Nacional estima los costes totales de la instalación en unos 21.600 millones de dólares (casi 20.000 millones de euros), una partida que amenaza con bloquear la aprobación del techo de gasto y que Trump podría verse obligado a retirar, aplazando así su promesa estrella de la campaña electoral.

Videgaray ha insistido en que su Gobierno considera que la construcción del muro es "un acto hostil" contra su país y ha vuelto a repetir que México no piensa contribuir "ni lo más mínimo" en su construcción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies