Encuentran los cadáveres de 19 presos después de un motín en una cárcel de Tijuana

Actualizado 18/09/2008 12:59:38 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos 19 cadáveres de presos fueron encontrados anoche en una cárcel de la ciudad mexicana de Tijuana después de un motín, el segundo que tiene lugar en menos de 72 horas en esta misma penitenciaría.

Daniel de la Rosa, secretario de Seguridad Pública de Baja California, estado al que pertenece Tijuana, confirmó que al menos 19 personas fallecieron durante un segundo motín en la Penitenciaría de La Mesa.

En los hechos ocurridos el domingo pasado otros tres internos murieron y, mientras se investigaba si hubo más fallecimientos, el martes otro recluso falleció en el hospital donde había sido internado en estado grave, informa la prensa local.

La población carcelaria protestaba por las prácticas de tortura constante a las que aseguran que son sometidos por los guardias, pero la "gota que derramó el vaso" fue el homicidio de un joven la tarde del sábado cuando se le encontró un teléfono móvil, según versiones de los mismos internos y sus familiares.

El secretario de Seguridad también informó que el saldo de heridos en el último motín asciende a 12, pero remarcó que todavía se desconoce quiénes son los responsables de las muertes, aunque de acuerdo con fuentes extraoficiales todos tenían heridas de armas de fuego.

Antes, De la Rosa había asegurado que durante el control del motín, que se prolongó durante más de dos horas, sólo se habían utilizado balas de goma. En el operativo participaron efectivos de todas las corporaciones policiales con apoyo del Ejército mexicano. La operación concluyó con el traslado de un número aún no determinado de reclusos a otros penales.

Familiares de los 8.500 reclusos de esta penitenciaría llevan tres días, desde que se produjo el primer motín, exigiendo a las autoridades que les faciliten información de sus parientes, pero afirman que nadie les dice nada.

No obstante, De la Rosa subrayó en una entrevista concedida a una televisión local que, al igual que el domingo, el motín se desencadenó por un enfrentamiento entre bandas rivales que se disputan el control de la cárcel.

En este sentido, admitió que se tiene constancia de que en los penales de Baja California existe el tráfico de drogas, y aseguró que "el brote de violencia" ocurrió precisamente por el control de los estupefacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies