Normalidad en el tradicional desfile militar de las fiestas de la Independencia

 

Normalidad en el tradicional desfile militar de las fiestas de la Independencia

Actualizado 16/09/2006 21:50:30 CET

CIUDAD DE MEXICO, 16 Sep. (EP/AP) -

Con el inicio del tradicional desfile militar comienzan a soplar vientos de normalidad en las calles de la capital mexicana tras seis semanas de bloqueos de simpatizantes del líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que pusieron en jaque la celebración de las fiestas de la Independencia.

Al ritmo de los tambores, más de 3.000 soldados del Ejército mexicano desfilaron por la plaza del Zócalo y a través de la Avenida Paseo de la Reforma para conmemorar el 196º aniversario del inicio de la Guerra de Independencia contra España.

El presidente Vicente Fox, acompañado del secretario de Defensa Nacional, Clemente Ricardo Vega García, pasó revista de los grupos militares, recorrió la plaza central y luego se instaló en el Palacio Nacional para dar paso a los contingentes de soldados que vistieron sus mejores galas.

Además, el Ejército también lució sus armas de alto calibre y vehículos especiales blindados.

El viernes por la noche Fox encabezó la ceremonia del Grito de Independencia en el pueblo de Dolores Hidalgo, en el Estado de Guanajuato, mientras que el jefe de gobierno de la capital, Alejandro Encinas, hizo lo propio desde el Ayuntamiento, a un lado de la plaza del Zócalo. Ambas ceremonias se realizaron sin incidentes.

Se espera que una vez termine el desfile los simpatizantes del líder de López Obrador, inicien lo que han denominado como la "Convención Nacional Democrática" en la misma plaza capitalina en la que conformarán un "gobierno paralelo".

López Obrador ha dicho que la convención inicia una nueva etapa en su lucha "por la justicia, por la libertad y por la democracia", todo para comenzar la "construcción de una nueva República".

Sus seguidores, que hasta esta semana ocuparon la plaza capitalina y algunas avenidas con carpas y barricadas, entienden que su derrota en las elecciones del pasado 2 de julio se debió a un fraude que le dio la ventaja por escaso margen al conservador Felipe Calderón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies