México prepara el arresto de cerca de 30 personas por la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala

Familiares de los 43 'normalistas' desaparecidos en Iguala
EDGARD GARRIDO - Archivo
Publicado 03/03/2018 3:47:32CET

BOGOTÁ, 3 Mar. (Reuters/EP) -

Las autoridades mexicanas se están preparando para llevar a cabo la detención de al menos una treintena de personas presuntamente implicadas en el secuestro y posible asesinato de 43 estudiantes en la localidad meridional de Iguala hace más de tres años, según ha informado este viernes el fiscal a cargo del caso.

Alfredo Higuera, el fiscal designado en el caso de la desaparición ha declarado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (IACHR) en Bogotá este viernes que ha obtenido nueva información con respecto a las desapariciones, lo que le ha permitido formular cargos contra al menos 30 personas, incluidos varios agentes locales de la Policía de Iguala.

La desaparición forzada de 43 estudiantes de magisterio durante la noche del 26 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala, situada en el estado de Guerrero, ha provocado críticas a nivel internacional y supuso un gran revés para la reputación de México en materia de seguridad.

La falta de respuestas acerca de lo que ocurrió aquella noche y la gestión policial causó una importante bajada en los índices de popularidad del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Guerrero se ha convertido en el estado más peligroso de México en los últimos años, a medida que varios grupos criminales locales se disputan el control de los campos de cultivos utilizados para producir opio, uno de los principales ingredientes de la heroína.

De acuerdo con la investigación inicial llevada a cabo por el Gobierno, los 43 estudiantes desaparecidos fueron capturados por varios agentes de la Policía local corruptos que se los entregaron a miembros del cártel de drogas que controlaba la zona.

Se cree que los narcotraficantes asesinaron a todos los jóvenes, incineraron sus cuerpos en un vertedero y acabaron lanzando sus cenizas a un río. Hasta la fecha, sólo se ha podido identificar el cuerpo de uno de los 43 desaparecidos.

No obstante, un equipo internacional apoyado por la Comisión descubrió numerosas irregularidades en el caso, poniendo en duda las conclusiones de las indagaciones gubernamentales. Higuera lanzó nuevas pesquisas en 2016 y ha anunciado este viernes que ha obtenido pruebas para desarrollar nuevas líneas de investigación en el caso.

Más tarde, en una entrevista radiofónica, Higuera ha asegurado que ha descartado por completo la teoría de que los estudiantes desaparecidos, que habían alquilado autobuses para viajar a la capital mexicana y así poder acudir a una manifestación, hubieran tomado por error un vehículo en el que se escondía un cargamento secreto de heroína. "No es este caso la presencia de algún cargamento de droga como fue una de las hipótesis, fueron otras motivaciones", ha afirmado.

Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Pro), que representa legalmente a familiares de los jóvenes, dijo ante la CIDH que existen dudas sobre los avances de la fiscalía ya que la última acusación data de diciembre de 2014 y hasta ahora no hay nadie procesado por desaparición forzada.