El presidente Calderón envía a la Marina y la Defensa para evitar el pillaje en el Estado de Tabasco

Actualizado 03/11/2007 0:38:50 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Felipe Calderón, ordenó hoy a la Defensa y a la Marina que se encarguen de evitar el pillaje en el Estado mexicano de Tabasco y evitar así la desestabilización social. Además, indicó que "cueste lo que cueste, Tabasco será reconstruido" tras las graves inundaciones que duran ya cinco días.

"Delego las facultades que se requieran a los secretarios de Defensa y Marina para realizar acciones a fin de evitar saqueos y pillaje", declaró Calderón quien pidió a la población de Tabasco, --donde más de 700.000 personas está afectadas por las intensas lluvias que han provocado inundaciones-- que no pierdan la calma.

"Es un momento de angustia", reconoció el presidente, que sin embargo pidió "que se acaten las órdenes de las autoridades civiles y militares y de la coordinación que haya con el esfuerzo de cooperación de los vecinos".

Calderón solicitó además el apoyo de las aerolíneas privadas para instalar un puente aéreo entre Ciudad de México y Tabasco de manera que se establezca un sistema de abastecimiento de alimentos, agua, medicamentos y objetos de primera necesidad para paliar la emergencia.

El presidente, según informa el diario mexicano 'El Universal' consideró que la prioridad es rescatar a las personas que aún permanecen aisladas y en segundo lugar llevarles agua y alimentos.

Los damnificados por las inundaciones de Tabasco superan ya las 700.000 personas. Más de 100.000 personas continúan sobre los techos de las casas en la capital del Estado, Vistahermosa, a la espera de ser rescatados de las inundaciones provocadas por los desbordamientos de los ríos Grijalva, Samaria y Carrizal, según confirmaron las autoridades de Protección civil.