Michel Aoun, elegido presidente de Líbano tras dos años de vacío de poder

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Michel Aoun, elegido presidente de Líbano tras dos años de vacío de poder

Michel Aoun, nuevo presidente de Líbano
REUTERS
Actualizado 31/10/2016 13:34:28 CET

Tras dos votaciones fallidas porque había más papeletas que diputados, la cámara legislativa aprueba su nombramiento como jefe del Estado

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El líder del Movimiento Patriótico Libre (FPM), Michel Aoun, ha sido elegido este lunes por el Parlamento como presidente del país, tras más de dos años de vacío de poder, desde que en mayo de 2014 abandonó el cargo el anterior mandatario, Michel Suleiman.

Aoun ha salido elegido como mandatario por mayoría absoluta en la cuarta votación, con un total de 83 votos, gracias al respaldo de Al Mustaqbal, el grupo político del ex primer ministro Saad Hariri, y del partido-milicia chií Hezbolá, según el diario 'An Nahar'.

Su elección ha llegado tras una primera votación en la que no ha conseguido los dos tercios requeridos para ser elegido presidente y otras dos votaciones que han sido anuladas porque en la urna había 128 papeletas cuando solo votaban 127 parlamentarios. Tras esas dos votaciones fallidas, la cuarta votación ha terminado con 127 votos, de los cuales 83 han sido para Aoun, que se ha convertido así en el décimotercer mandatario del país.

Durante la jornada parlamentaria, tras las dos votaciones fallidas, el presidente del Parlamento, Nabih Berri, ha pedido a los parlamentarios altura de miras porque todo el país observaba su actuación y esperaba la decisión sobre el nuevo presidente.

Minutos después de confirmarse su victoria en la cuarta votación, Aoun ha jurado su cargo como presidente del país ante la cámara legislativa. En su discurso de aceptación del cargo, ha pedido que se apruebe una ley electoral justa y que se adopten todas las medidas necesarias para liberar todos los territorios ocupados.

EL VACÍO PRESIDENCIAL MÁS LARGO DE LA HISTORIA DE LÍBANO

Los juegos de alianzas políticas en Líbano han complicado la sucesión de Michel Suleiman, quien abandonó el cargo en mayo de 2014, llevando al país a sufrir el vacío presidencial más largo en su historia, si bien la situación no ha derivado en un conflicto armado, tal y como ocurrió en 1988 y en 2008.

En las dos ocasiones anteriores, las diferencias a la hora de seleccionar al presidente se saldaron con acuerdos regionales, una opción que parecía distante ahora debido a la inestabilidad que sufre Oriente Próximo.

El sistema político libanés contempla que la Presidencia del país debe ser ocupada por un cristiano, mientras que el primer ministro debe ser suní y el presidente del Parlamento, chií.

EL PROCESO DESDE 2014

La salida del poder de Suleiman dejó como principales candidatos a Aoun y al líder de Falanges Libanesas, Samir Geagea, rivales históricos respaldados por dos de los principales bloques políticos, el Movimiento 8 de Marzo --en el que está Hezbolá-- y el Movimiento 14 de Marzo --del que forma parte Al Mustaqbal--, respectivamente.

Sin embargo, ante la falta de avances en la situación, Hariri anunció en diciembre de 2015 que retiraba su apoyo a Geagea para lanzar la candidatura del líder del Movimiento Marada, Suleiman Franjieh.

Ante el nuevo panorama, Hezbolá --aliado de Marada en el Movimiento 8 de Marzo-- afirmó que no se oponía a Franjieh, pero recalcó que mantenía su apoyo a la candidatura de Aoun, líder del partido cristiano con más representantes en el Parlamento.

El líder de Falanges Libanesas dio un giro en su postura y pasó a anunciar que apoyaba igualmente la candidatura de Aoun, dejándole como máximo candidato, si bien sin suficientes apoyos debido a la falta de los votos de Al Mustaqbal.

La situación llegó a un punto clave el 20 de octubre, cuando Hariri anunció finalmente que respaldaría a Aoun, en un acuerdo no desvelado pero que podría llevarle de nuevo al cargo de primer ministro.

Este posible acuerdo ha desatado las críticas del presidente del Parlamento, Nabih Berri --líder del partido chií AMAL--, que ha argumentado que Aoun y Hariri buscan compartir el poder y "marginar al chiísmo político".

Pese a ello, Berri ha garantizado en los últimos días que el quorum para que la votación se lleve a cabo está garantizado, lo que ha allanado el camino a Aoun hacia la Presidencia del país.

Por su parte, Franjieh ha decidido mantener su candidatura, cargando además contra Geagea --ahora aliado de Aoun--, con el que tiene una disputa histórica y al que recientemente ha tildado de "criminal".

El líder del Movimiento Marada acusa a Geagea del asesinato en 1978 de su padre, su hermana y cerca de otras 40 personas en un ataque contra la mansión familiar en la ciudad de Ehden durante la Guerra Civil Libanesa.

La situación en el contexto regional, con la participación de Hezbolá en el conflicto en Siria, ha tenido un impacto fundamental en el proceso, ya que tanto Arabia Saudí --firme aliado de la familia Hariri-- como Irán --respaldo de Hezbolá-- han jugado sus cartas en el mismo.

LA VOTACIÓN

La votación en el Parlamento tenía que contar con un quorum de dos tercios de los 127 parlamentarios --uno de ellos dimitió en verano-- para celebrarse.

Los candidatos necesitan una mayoría de dos tercios en la primera ronda o una mayoría absoluta en cualquiera de las siguientes, para ser declarados vencedores de las presidenciales.

El presidente de Líbano cuenta con unos poderes limitados tras el Acuerdo de Taif, pactado en 1989 en la citada ciudad saudí para poner fin a la guerra civil en el país (1975-1990).

Así, tiene un papel básicamente ceremonial, sin poder nombrar o cesar al primer ministro o disolver el Parlamento, como hasta entonces. En la actualidad tiene que consultar con el Parlamento dicho nombramiento.

El presidente del país es además jefe de las Fuerzas Armadas, si bien bajo órdenes del Gobierno, al tiempo que negocia los tratados internacionales junto al primer ministro, siendo igualmente necesaria la aprobación del Ejecutivo.

En el caso de la formación del Gobierno, el presidente nombra al primer ministro, quien debe realizar consultas con los partidos del país para elegir a los ministros.

Ante la situación de estancamiento interno y de conflicto en los países de la región, el Patriarca de Antioquía y metropolitano de la Iglesia católica maronita, Beshara Butros Rai, ha reclamado que la formación del Gobierno tenga lugar lo antes posible.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies