Michel Temer da los primeros pasos hacia la Presidencia de Brasil

MICHEL TEMER
CREATIVE COMMONS
Publicado 18/04/2016 17:39:55CET

BRASILIA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, ha iniciado las gestiones para asumir las tareas de Gobierno una vez que la presidenta, Dilma Rousseff, sea destituida por el Congreso, después de la derrota que la líder izquierdista ha sufrido en la Cámara de Diputados.

Rousseff ha perdido la votación en la que los diputados debían decidir sobre la celebración de un juicio político en su contra por maquillar los presupuestos de 2014 para ocultar el aumento del gasto público en plena campaña para la reelección.

Ahora el proceso de 'impeachment' pasará al Senado, que deberá dar su visto bueno para que se abra el juicio político a la presidenta. En un plazo máximo de 180 días se deberá decidir sobre la continuidad de Rousseff en el Palacio de Planalto. En el caso de que sea cesada para ser investigada, Temer ejercerá la Presidencia de forma interina.

Fuentes cercanas a Temer han revelado al diario brasileño 'Folha' que el vicepresidente utilizará este periodo de tiempo para elegir a los ministros de su virtual Gobierno y pensar cuáles serán sus primeras medidas.

Al parecer, las áreas de actuación prioritarias serán la economía, para revertir las expectativas sobre el rumbo del gigante suramericano, y las políticas sociales, para acabar con el extendido rumor de que acabará con los programas gubernamentales dirigidos a las clases populares.

Temer aprovechará además para iniciar los contactos con los partidos políticos representados en el Congreso --más de una veintena-- para definir la nueva base aliada del Gobierno en la sede legislativa, ya que la actual se ha desmoronado.

Las fuentes consultadas por el diario local han indicado que el 'número dos' se esforzará especialmente en limar sus asperezas con el presidente del Senado, Renan Calheiros, con el fin de acelerar el proceso de 'impeachment' en el Senado.

Sin embargo, hasta que el 'sí' de la cámara alta al juicio político contra Rousseff sea una realidad, Temer se abstendrá de hacer declaraciones públicas, limitándose en todo caso a llamamiento para la "pacificación nacional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies