Mikati inicia las conversaciones para la formación del nuevo gobierno

Najib Mikati
© MOHAMED AZAKIR / REUTERS
Actualizado 27/01/2011 11:40:58 CET

BEIRUT, 27 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ministro designado en Líbano, Najib Mikati, iniciará este jueves sus conversaciones con los distintos grupos políticos del país para la formación del nuevo Gobierno, después de que el Ejecutivo de Saad Hariri se viniera abajo hace dos semanas por la salida del partido-milicia chií Hezbolá y sus aliados del mismo.

Mikati, diputado centrista suní con lazos tanto con Arabia Saudí como con Siria, fue elegido este martes con el respaldo de Hezbolá y sus aliados, así como con el del líder druso Walid Jumblatt. Tras su elección, tendió la mano a todos los grupos y les animó a superar las diferencias, asegurando que le gustaría que todos estuvieran en su gabinete.

Sin embargo, Hariri, cuyos partidarios protagonizaron el martes violentas protestas en distintos puntos del país, había señalado el lunes que su Movimiento Futuro no entraría en "ningún gobierno encabezado por un candidato de '8 de Marzo'", la coalición que lidera Hezbolá.

Desde entonces, Hariri no ha dado muestras públicas de haber cambiado de opinión y parece improbable que entre a formar parte del gobierno a menos que éste ofreciera a sus partidarios de mismo poder de veto que '8 de Marzo' tuvo durante los catorce meses que duró el gobierno de unidad con su coalición '14 de Marzo' y que el partido chií empleó para derrocarle el pasado 12 de enero.

Sin embargo, la oferta de poder de veto a Hariri podría bloquear la principal prioridad de Hezbolá en la designación de Mikati, que se suspendan de forma inmediata las relaciones y la financiación del Tribunal Especial para Líbano que investiga el asesinato en 2005 del ex primer ministro Rafik Hariri, padre del anterior jefe de Gobierno.

ENCUENTRO CON HARIRI

Mikati se reunió este miércoles con Hariri en el marco de las visitas de cortesía que está realizando a los antiguos primeros ministros. Las imágenes tomadas por Reuters Televisión les muestran a ambos sentados juntos en un incómodo silencio y el encuentro duró apenas un par de minutos.

Por otra parte, falta por ver si los partidos cristianos aliados al Movimiento Futuro de Hariri también deciden quedarse al margen del futuro gobierno, si éste mantiene su postura, o por el contrario entrar a formar parte del mismo.

Si finalmente Mikati forma gobierno sin la presencia del bloque de Hariri esto supondría las antipatías de un amplio sector de la población suní del país, que consideran a éste su líder. Además, las protestas registradas el miércoles podrían repetirse. El hecho de que Mikati haya recibido el respaldo de otros dos políticos suníes conllevaría, además, una posible respuesta dividida de los suníes.

Otra posible amenaza para Líbano procede de los grupos yihadistas suníes que están inspirados por Al Qaeda y que consideran a Hezbolá como el brazo de Irán en el país al que hay que oponerse por la fuerza.

No obstante, la formación de un gobierno sin Hariri y sus aliados podría llevarse a cabo de forma relativamente rápida ya que evitaría enconadas negociaciones entre los dos grandes bloques rivales.

HEZBOLÁ

Aunque Hezbolá y sus aliados actualmente gozan de mayoría en el Parlamento, no está claro por el momento cuántos ministros tratará de conseguir el partido-milicia en el nuevo gabinete. El líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, había destacado el martes que Mikati "no es Hezbolá y el gobierno no es un gobierno de Hezbolá".

Por otra parte, los analistas apuntan que Mikati, un rico empresario que ya encabezó un gobierno interino antes de las elecciones parlamentarias de 2005, podría tratar de formar un gobierno de tecnócratas o independientes. Pero incluso en ese caso, los distintos bloques políticos tratarían nombrar a sus propios candidatos, lo que posiblemente degeneraría en semanas de conversaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies