Miles de estudiantes y profesores se manifiestan contra la política escolar de Berlusconi

Reuters
Actualizado 30/10/2008 21:17:35 CET

ROMA, 30 Oct. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

Miles de estudiantes invadieron hoy las calles de las principales ciudades de Italia para protestar contra la reforma escolar que ha impulsado el Gobierno de Silvio Berlusconi y cuyo principal objetivo es reducir los gastos de la escuela publica. Según los organizadores, sólo en Roma, los manifestantes fueron un millón. El ministro de Interior, Roberto Maroni, en cambio, redujo esta cifra a 100.000 personas, que "igualmente, son tantas", admitió.

En Roma, los manifestantes tomaron el centro de la ciudad y dirigieron su protesta hasta la sede del Ministerio de Educación, donde algunos de ellos empezaron a lanzar huevos contra los policías que acordonaban la zona.

Entre los manifestantes se hallaban tanto profesores como alumnos de Secundaria (que en Italia se llama escuela Media), Bachillerato (Liceo, en italiano) y estudiantes universitarios. Aunque la protesta callejera dura ya varias semanas, la de hoy tuvo especial importancia al coincidir con la huelga general que había sido convocada oficialmente y desde hace días por los principales sindicatos del sector.

Los eslóganes más repetidos aludían a la ministra de Educación, Maria Stella Gelmini, responsable de la elaboración de la reforma, y al primer ministro, Silvio Berlusconi. Otras pancartas anunciaban el funeral de la escuela como consecuencia de los sustanciosos cortes en la financiación que se realizarán en los próximos años.

A diferencia de las protestas de ayer, hoy no se registraron altercados ni enfrentamientos entre los estudiantes. Por otro lado, la Policía dejó en libertad a los únicos dos jóvenes que habían sido detenidos a raíz de los desórdenes registrados entre estudiantes de izquierdas y de derechas.

PROTESTAS EN TODA ITALIA

Además de la multitudinaria manifestación realizada en la capital italiana, miles de profesores y estudiantes salieron a la calle en numerosas ciudades de todo el país, como Milán, Turín, Génova, Bolonia, Brescia, Florencia (norte), Palermo, Reggio Calabria, Bari o Nápoles (sur), entre otras.

Ante estos hechos, el primer ministro, Silvio Berlusconi, acusó a la izquierda italiana, tildándola de "escandalosa" por haber instrumentalizado a los estudiantes, diciendoles "lo contrario de la verdad".

El fuerte rechazo que ha generado esta reforma en el mundo de la escuela se ha convertido en el primer bache con que se topa Berlusconi desde que fue elegido nuevo primer ministro de Italia.

La nueva ley introduce algunas novedades como el uso obligatorio de la bata en las escuelas de Primaria o el voto de conducta, cuyo objetivo es "combatir el 'bullying'" (acoso escolar) y otras actitudes deplorables por parte del alumnado, según ha explicado la ministra Gelmini.

RECORTE DE 87.000 PUESTOS DE TRABAJO

Sin embargo, las medidas que han generado más polémica son las relativas a los recortes presupuestarios, con los que el Gobierno pretende ahorrar 7.800 millones de euros entre los años 2009 y 2012, principalmente, gracias a la supresión de 87.000 puestos de trabajo entre profesores y personal no docente.

El mayor impacto se sentirá el año que viene, en que se eliminarán 42.000 puestos, mientras que en el 2010 la cifra de recortes se reducirá a 25.500 y en 2011, a unos 20.000.

Gelmini se defiende de las críticas asegurando que no se trata de despidos de profesores con contrato sino de una "reorganización" del sistema, con la que se dejará de asumir a muchos de los profesores que actualmente se hallan en una situación laboral precaria.

La ministra insiste en que no es verdad que en Italia se gaste poco dinero en la educación y que su inversión en este campo es una de las más cuantiosas de Europa. "El problema es que se gasta mal", explica.

Otro de los puntos más criticados es la aplicación del denominado 'maestro único' en la Educación Primaria. Hasta ahora, este tipo de escuelas tenían un profesor para cada materia. Ahora pasarán a tener sólo uno, aparte del Inglés, que contará con un maestro especializado.

Curiosamente, la hermana de la ministra, que se llama Cinzia Gelmini y es maestra de una escuela de Primaria en un pueblo del norte de Italia, no acudió hoy a trabajar, aunque, según parece, no porque haya adherido a la huelga sino por motivos familiares.

OPOSICIÓN IMPULSARÁ REFERENDUM

El líder del Partido Democrático (PD), Walter Veltroni, también salió a la calle para apoyar la protesta de los estudiantes y manifestar su rechazo a la política escolar de Berlusconi, la cual, se ha convertido en su primera gran ocasión de protagonismo como líder del principal partido de la oposición.

El PD, que se sitúa en el centro-izquierda de la política italiana, ya anunció ayer su intención de recoger firmas entre los ciudadanos para sacar adelante un referéndum contra la ley Gelmini, que a su juicio es inconstitucional, ya que niega a la escuela pública la financiación que necesita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies