Miles de griegos hacen huelga general y se manifiestan en Atenas contra los recortes exigidos por la UE

 

Miles de griegos hacen huelga general y se manifiestan en Atenas contra los recortes exigidos por la UE

Contador
Manifestantes griegos en Atenas contra los recortes de la UE
ALKIS KONSTANTINIDIS
Publicado 17/05/2017 20:14:49CET

ATENAS, 17 May. (Reuters/EP) -

Miles de griegos han participado en una huelga general y se han manifestado este miércoles por el centro de Atenas para protestar contra las continuadas medidas de austeridad que exige Bruselas al Gobierno griego a cambio del desembolso de los fondos del rescate europeo.

Se han producido incidentes aislados con la Policía, pero la manifestación se ha desarrollado de forma pacífica en términos generales.

Los principales sindicatos del sector público y privado han sido los que han convocado la huelga, programada un día antes de que el Parlamento griego vote una nueva partida de reformas exigidas por la Unión Europea para poder desbloquear los 86.000 millones de euros del último rescate otorgado a Atenas, el tercero en siete años.

Las nuevas medidas de austeridad incluidas en las condiciones del rescate contemplan un nuevo recorte de las pensiones, el número 13 desde 2010, y una reducción de las exenciones fiscales en los ingresos.

La dureza de los recortes ha sido uno de los principales factores que han conducido al país a una recesión económica. A día de hoy, los niveles de desempleo están cerca del 25 por ciento y, en concreto, el paro juvenil ha alcanzado el 48 por ciento.

Varios vuelos domésticos han sido cancelados y los servicios de transporte público se han visto interrumpidos por toda la ciudad de Atenas. Al menos 15.000 personas, entre ellas miles de pensionistas, profesores, doctores y abogados, han participado en la marcha hacia el Parlamento mientras los diputados griegos debatían las medidas.

Los manifestantes han portado pancartas en las que se podía leer "No a la austeridad, sí a la reducción de la deuda" y "Devolvernos nuestros derechos robados".

Algunos de los participantes en las protestas han expresado su indignación ante la actuación del Gobierno de coalición que lidera el primer ministro griego, Alexis Tsipras, cuyo partido, Syriza, alcanzó el poder en 2015 gracias a su discurso contra los recortes. "Nos prometió que acabaría con la austeridad y con los rescates", ha explicado Paraskevi Tsouparopoulos, una pensionista de 62 años. "En vez de eso nos han traído un desastre", ha añadido.

Se han registrado algunos enfrentamientos en las afueras del Parlamento al final de la manifestación. La Policía ha lanzado gas lacrimógeno a un grupo de manifestantes que sostenían cócteles molotov contra ellos. Otro pequeño grupo de personas han sido vistos lanzando proyectiles contra los antidisturbios.

Grecia ha acordado implementar más recortes con el objetivo de poner fin a un punto muerto en sus negociaciones con sus dos principales acreedores extranjeros, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre el tercer rescate.

Una vez se aprueben las medidas de austeridad en el Parlamento griego, los ministros de Economía de la eurozona se reunirán para discutir el proceso de desembolso del préstamo el próximo 22 de mayo.

Atenas necesita los fondos con urgencia para poder pagar una deuda de 7.500 millones de euros que vence en julio. Tsipras y la canciller alemana, Angela Merkel, han convenido este miércoles durante una llamada telefónica que existe la posibilidad de llegar a un acuerdo antes del próximo lunes.

"HEMOS SIDO ENGAÑADOS"

Los nuevos recortes están diseñados para producir un nivel de ahorro equivalente al dos por ciento del PIB de Grecia. Si el Gobierno logra alcanzar dichos objetivos, activará un paquete de medidas destinado a reducir el impacto de las normas de austeridad.

Una vez aprobado, el Eurogrupo ha asegurado que considerará la posibilidad de establecer algún tipo de alivio de la deuda para Grecia, que alcanza el 179 por ciento del PIB nacional.

Grecia ha necesitado tres rescates multimillonarios desde 2010 y un reajuste adicional que se ha convertido en uno de los temas más controvertidos del Gobierno de Tsipras, cuya popularidad ha caído en picado.

"Hemos sido engañados. Nos creímos sus promesas", ha dicho Nikos Moustakas, de 71 años, un mecánico retirado después de más de 38 años trabajando. "Me han perdido como votante para siempre", ha concluido.

Tsouparopoulou, la pensionista, se encontraba esperando la cola para un reparto de comida por una organización benéfica en el momento de las manifestaciones. Debido a las medidas de austeridad y los continuos recortes de las pensiones, muchos griegos se han visto obligados a depender de la caridad. "Cualquier otro Gobierno nos habría dado al menos un trozo de pan", ha dicho.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies