Miles de personas protestan en Mongolia contra los abusos a los menores

Publicado 31/03/2018 12:45:04CET

ULAN BATOR, 31 Mar. (Reuters/EP) -

Miles de personas han salido este sábado a protestar contra los abusos a los menores frente al Parlamento de Mongolia en medio de la conmoción provocada en los últimos días entre la sociedad mongola por la violación a un menor a principios de mes en el suroeste del país.

Tras conocer la violación del niño en la provincia de Dornogobi, un grupo de madres creó un grupo de Facebook que anunció la protesta del sábado de la semana pasada, y que rápidamente llegó a más de 400.000 miembros.

"Queremos demostrar a los violadores de niños que somos fuertes para proteger a nuestros pequeños", ha explicado Davaa Baatar, de 41 años, padre de tres niños que asistieron a la protesta. Los manifestantes llevaron pancartas con mensajes como "Detengamos el abuso infantil", "No a la violación de niños" y "Nuestros hijos, nuestro futuro".

Los organizadores de la protesta están exigiendo leyes más estrictas sobre el abuso infantil, mejores servicios públicos para los supervivientes y una mayor conciencia pública.

"El lunes que viene vamos a presentar nuestras demandas políticas al Parlamento, al Gobierno y a la oficina del presidente el lunes", ha avanzado Odontuya Tsolmon, uno de los organizadores de la protesta. El Gobierno se ha comprometido a responder.

"Tan pronto como recibamos las demandas propuestas de los organizadores, el Consejo de Ministros estará abierto para discutirlo", ha asegurado un portavoz del Gobierno a Reuters, antes de recordar que varios altos cargos estaban en la manifestación apoyando a los asistentes.

Algunos miembros del grupo han abogado por la pena de muerte para los delincuentes sexuales, aunque los organizadores de la protesta han querido manifestar su oposición a la pena capital.

El año pasado, el presidente del país, Khaltmaa Battulga, formó una comisión para reincorporar la pena capital por tales crímenes después de protestas similares.

Según la oficina del fiscal estatal, hubo 298 incidentes denunciados de violación infantil en 2015 y 2016. Los expertos creen que se trata, sin embargo, de una pequeña proporción de incidentes reales de abuso sexual infantil debido a un estigma cultural generalizado sobre el tema.

"El miedo a ser culpados y avergonzados significa que las víctimas y sus familias se callan y no informan a la policía", ha declarado fundador del Centro de Igualdad de Género que combate el tráfico de personas y la violencia sexual, Ganbayasgakh Geleg.