Miles de rohingya huyen de la 'tierra de nadie' en la frontera ante las discusiones para reasentarles

Un niño rohingya en un campamento a la espera de cruzar hacia Bangladesh
REUTERS / DAMIR SAGOLJ
Publicado 28/02/2018 8:39:22CET

DACCA/RANGÚN, 28 Feb. (Reuters/EP) -

Miles de rohingya han huido de la franja en 'tierra de nadie' en la frontera entre Birmania y Bangladesh después de que los dos países se reunieran para discutir su reasentamiento, han informado un responsable y un líder comunitario.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) había expresado su preocupación por el hecho de que unas 5.300 personas que se encontraban en la zona, fuera de la valla fronteriza de Birmania pero del lado birmano del arroyo que marca la frontera internacional, fueran devueltos a la fuerza sin las consideraciones debidas por su seguridad.

Casi 70.000 rohingya han huido de Birmania hacia Bangladesh a raíz de la ola de represión del Ejército birmano a la ola de ataques insurgentes del pasado 25 de agosto y que la ONU ha calificado de limpieza étnica ante las informaciones de aldeas quemadas, asesinatos y violaciones.

El mayor Iqbal Ahmed, un oficial de la guardia fronteriza de Bangladesh, indicó el martes por la noche que casi la mitad de las personas que se encontraban en la zona habían entrado en Bangladesh y se habían dirigido hacia los campos de refugiados en el país en la última semana.

"Están abandonando la zona por miedo", ha contado Iqbal Ahmed ha declarado a Reuters. "Ahora hay unas 2.500-3.000 personas en tierra de nadie. Hemos hablado con algunos de ellos y les hemos pedido que regresen, pero dicen que no pueden", ha añadido.

Las autoridades locales de ambos lados se reunieron el pasado 20 de febrero y visitaron la zona. Dil Mohammed, un líder entre las personas que se encontraban en la zona, ha indicado a Reuters que la reunión con los líderes comunitarios prometida por las autoridades birmanas no se ha materalizado, confirmando que varios cientos de familias se han trasladado a Bangladesh desde el 20 de febrero.

NO QUIEREN REGRESAR A BIRMANIA

"Estamos con miedo constante. No vamos a ir a los campos", ha añadido, en referencia a los campos temporales que Birmania ha instalado para albergar a los posibles retornados en el marco del acuerdo de repatriación que firmó con Bangladesh el pasado noviembre.

"No hay garantías para vivir. Necesitamos seguridas y todos los derechos básicos, incluida la ciudadanía como otras comunidades que la tienen garantizada por el Gobierno birmano", ha subrayado Dil Mohammed.

El portavoz del Gobierno birmano, Zaw Htay, ha señalado este miércoles a Reuters que la zona es territorio birmano. "Según las normas, no puede permanecer allí, a menos de 50 metros de la frontera. Están ahí para crear una situación en la que las fuerzas de seguridad de Birmania y un responsable gubernamental les expulse", ha denunciado.

"Los medios, especialmente Reuters, y las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos presionarían y harían acusaciones de que están siendo expulsados", ha añadido. "Es una trampa para presionar más a Birmania, para verter más críticas sobre Birmania", ha criticado el portavoz.

BIRMANIA DENUNCIA LA PRESENCIA DE "TERRORISTAS"

Tras la reunión del 20 de febrero, Zaw Htay dijo, según medios birmanos, que algunas de las personas que estaban en la frontera eran "terroristas" vinculados con el Ejército de Salvación Rohingya de Arakán que atacó los puestos de seguridad birmanos el pasado 25 de agosto.

"Tenemos información de que hay terroristas allí", ha señalado el portavoz gubernamental a Reuters. "Este lugar se convertirá en una refugio seguro para los terroristas y puede cometer ataques terroristas en ambos lados" de la frontera, ha prevenido.