Milicianos chiíes creen que podrán expulsar a Estado Islámico de Baiyi en "días"

Refinería de petróleo ubicada en la localidad de Baiji,
REUTERS
Publicado 24/06/2015 18:04:14CET

BAGDAD, 24 Jun. (Reuters/EP) -

Haji Jawad al Talabawi, comandante y portavoz de la milicia Asaib Ahl al Haq, el principal grupo chií que combate contra Estado Islámico en Baiyi, ha asegurado que su victoria frente a los milicianos de negro en la mayor refinería del país es "cuestión de días".

"Estamos utilizando nuestras fuerzas especiales que fueron entrenadas en los combates en Siria (contra Estado Islámico). Esto nos permite enfrentarlos calle por calle y casa por casa", ha asegurado, en una entrevista telefónica a la agencia Reuters.

El Ejército iraquí, que lidera la ofensiva por recuperar por el control de la refinería de Baiyi, afirmó esta semana que no podría imponerse al grupo terrorista si no hay cambio de tácticas. "Dependemos de una nueva estrategia", ha agregado el comandante y ha asegurado que la victoria sobre Estado Islámico en Baiyi es "cuestión de días".

La refinería de Baiyi es una de las piezas clave en la batalla contra el grupo terrorista porque su control proporcionaría a los yihadistas una importante fuente de financiación para continuar con su ofensiva en Irak y Siria. El complejo petrolero ha cambiado constantemente de manos en los últimos meses.

"ÚLTIMA CARTA"

En marzo, el Ejército iraquí expulsó a Estado Islámico de la ciudad de Tikrit, al norte de Bagdad, con el apoyo de las milicias chiíes y de los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. Tras ello, los milicianos se apuntaron un tanto tras tomar el control, el mes pasado de mayo, de Ramadi, capital de la provincia de Anbar.

La batalla por Baiyi, a unos 40 kilómetros de Tikrit, es un punto clave para poner a prueba al Ejército iraquí, que ha fracasado a la hora de garantizar la seguridad en la zona frente a un enemigo poco convencional que ha usado una estrategia de 'guerra de guerrillas'.

Estado Islámico recurre en Baiyi a lo que ha llamado como "su última carta". A este respecto, Al Talabawi ha dicho que casi todos sus miembros son combatientes extranjeros de países como Afganistán, Pakistán y Arabia Saudí y ha agregado que tienen además "suicidas en la zona".

Asimismo, ha advertido del peligro para los soldados de los explosivos caseros que el grupo terrorista usa con frecuencia. "Hemos encontrado 450 bombas en las dos últimas semanas", ha relatado.

Cuestionado sobre cómo Asaib Ahl al Haq y sus aliados evitarían los errores del pasado en Baiyi, el portavoz ha dicho: "Estamos cooperando con 400 voluntarios locales que nos ayudarán a mantenerlo bajo control".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies