Milicianos matan a cinco soldados iraquíes en la provincia de Anbar

Actualizado 27/04/2013 21:45:34 CET

Los manifestantes anuncian la formación de un "ejército" ante el aumento de la violencia sectaria

RAMADI (IRAK), 27 Abr. (Reuters/EP) -

Milicianos insurgentes han matado este sábado a cinco soldados iraquíes en la provincia de Anbar, en el oeste del país, mientras que los manifestantes han anunciado la formación de un "ejército" tras cuatro días de disturbios que han aumentado los temores sobre el retorno a una guerra civil sectaria.

Este sábado se ha impuesto un toque de queda en la ciudad de Ramadi, en la provincia de Anbar, después de que un grupo de milicianos matara a cinco soldados que, según las autoridades, regresaban a sus unidades tras un periodo de vacaciones. Los manifestantes consideran que fueron enviados para ser atacados.

Recientemente, las manifestaciones en Irak han disminuido. Sin embargo, el asalto del Ejército contra un campamento de protesta en la localidad de Hawiya, ubicada cerca de Kirkuk, en el que murieron 32 personas, ha reavivado el descontento de la minoría suní, que cree estar siendo marginada por el Gobierno chií.

"Para hacer de Anbar un lugar seguro para los suníes, hemos decidido formar un ejército llamado Ejército del Orgullo y la Dignidad con 100 voluntarios de cada tribu para proteger nuestra provincia", ha declarado un portavoz de los manifestantes, el jeque Said al Lafi, que ha añadido que los policías y los miembro del Ejército iraquí pueden unirse a sus filas.

El clérigo suní Abdul Malik Al Saadi, que previamente había asumido una postura conciliadora y pedido moderación, ha felicitado a los "honorables muyaidines iraquíes" tras la creación del ejército regional.