Las milicias rohingya aseguran que las diez personas asesinadas por el Ejército birmano eran civiles

Contador
Soldado birmano en un pueblo de Rajine
REUTERS / REUTERS STAFF
Publicado 13/01/2018 8:36:35CET

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los insurgentes musulmanes rohingya han asegurado este sábado que los diez cadáveres hallados en una fosa común y asesinados por el Ejército birmano no son miembros de su grupo, sino que se trata de "civiles inocentes".

Esta decena de muertos son los primeros asesinatos que se atribuye el Ejército birmano, que ha prometido una investigación completa del suceso, ocurrido el pasado mes de septiembre.

El Ejército de Salvación Rohingya Arakan (ARSA), cuyas incursiones contra puestos de seguridad comenzaron en agosto pasado y desencadenaron la brutal persecución militar contra esta minoría musulmana en el estado de Rajine, ha añadido que "acoge con entusiasmo la admisión" de "crímenes de guerra" por parte del "Ejército terrorista birmano"

Pero "por la presente declaramos que estos diez civiles rohingya inocentes hallados en dicha tumba colectiva en la localidad de Inn Din no eran ni del ARSA ni tenían ninguna asociación con el ARSA", ha manifestado el grupo en un comunicado en Twitter.

Un portavoz del gobierno birmano ha declarado en respuesta que, a veces, los "terroristas y los aldeanos estaban aliados" en ataques "contra las fuerzas de seguridad". "Ya dijimos que es muy difícil distinguir quién es un terrorista y quiénes son aldeanos inocentes", ha declarado el portavoz Zaw Htay a la agencia Reuters.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies