Militares de EEUU matan a tres civiles tras explotar una bomba a su paso en el este de Afganistán

 

Militares de EEUU matan a tres civiles tras explotar una bomba a su paso en el este de Afganistán

Contador
Publicado 12/06/2017 11:39:11CET

JALALABAD (AFGANISTÁN), 12 Jun. (Reuters/EP) -

Militares de Estados Unidos han matado a tres civiles tras abrir fuego en su contra después de verse sorprendidos por la explosión de una bomba al paso de su vehículo en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, según ha informado un responsable gubernamental.

Las víctimas de los disparos de las tropas estadounidenses son un hombre y sus dos hijos que se encontraban en su vivienda en la localidad de Ghani Khel, un distrito del sur de Nangarhar, cerca de la frontera con Pakistán, según ha explicado el portavoz del Gobierno regional, Ataulá Jogyani.

"Después de que la explosión les alcanzara, las fuerzas estadounidenses han empezado a disparar y han matado a un hombre y a sus dos hijos en las inmediaciones", ha asegurado. El mando militar de Estados Unidos en Kabul ha dicho que está investigando lo sucedido.

Las bajas civiles se aproximan a un nuevo récord conforme aumentan los combates en varias zonas de Afganistán, según las estimaciones de Naciones Unidas. El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, se ha mostrado menos crítico que su predecesor en el cargo, Hamid Karzai, con las bajas civiles causadas por las fuerzas internacionales.

El sábado, tres militares estadounidenses murieron y otro resultó herido cuando un militar afgano abrió fuego contra ellos en Nangarhar, donde las fuerzas estadounidenses han estado ayudando a las fuerzas afganas que combaten contra los milicianos de Estado Islámico.

Durante el fin de semana, un ataque aéreo estadounidense en el sur de Afganistán acabó con la vida de al menos tres policías afganos y dejó a varios más heridos en una operación conjunta de fuerzas afganas y fuerzas especiales estadounidenses.

Estado Islámico se ha establecido principalmente en la provincia de Nangarhar, que hace frontera con Pakistán. Según las Fuerzas Armadas estadounidenses, hay entre 600 y 800 milicianos de Estado Islámico en Afganistán, principalmente en Nangarhar pero también en la vecina Kunar.

El aumento de la implicación de las fuerzas militares estadounidenses en Afganistán llega en un momento en el que el presidente del país, Donald Trump, está estudiando si envía más tropas al país centroasiático.

Reuters informó en abril de que Estados Unidos está realizando una revisión de la situación en Afganistán y que mantiene conversaciones para decidir si envía entre 3.000 y 5.000 militares de Estados Unidos y de la coalición a este país.

Entre las cuestiones que estudia Estados Unidos está la posibilidad de dar más autoridad a las fuerzas desplegadas sobre el terreno y afrontar una estrategia más activa contra los talibán, lo que podría implicar que los asesores estadounidenses se aproximaran más a las líneas de combate, según fuentes estadounidenses.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies