El Ministerio de Interior italiano pide más generosidad a Europa en la crisis migratoria

Publicado 22/01/2016 19:04:50CET

ROMA, 22 Ene. (Reuters/EP) -

El responsable del departamento de inmigración del Ministerio de Interior italiano ha pedido este viernes más generosidad a los países de la Unión Europea frente a la crisis de los refugiados y ha asegurado que Italia está cumpliendo la parte que le corresponde del programa establecido por la Comisión Europea.

"Hace falta simplificar radicalmente el proceso. Algunos controles de seguridad se podrían hacer en el país de destino. Es necesario que haya más generosidad por parte de algunos países", ha explicado el director del departamento de Libertad Civil e Inmigración del Ministerio de Interior italiano, Mario Morcone.

Con más de 100.000 personas en sus centros de acogida, Italia solamente ha reubicado a 257 solicitantes de asilo en otros países del bloque europeo. Según el programa de la Comisión Europea, hasta 40.000 pueden ser reubicados en un plazo de dos años. Solamente los sirios, eritreos e iraquíes cumplirían los requisitos del programa, aunque Morcone ha asegurado que se debería permitir que los afganos también sean reubicados.

"Nadie nos puede pedir campos de concentración porque nosotros no podemos construir campamentos de concentración. Nadie debería pensar que Italia y Grecia pueden resolver en solitario los problemas que pertenecen a todos los países de la Unión Europea (...). En cuanto a los hotspots y la identificación, Italia está poniendo absolutamente de su parte", ha asegurado Morcone.

Además, ha afirmado que desde Italia siguen luchando para poder implementar el programa de la Comisión Europea para reubicar a los miles de refugiados que llegan a Italia y para aliviar la presión de los estados que se han visto más afectados por esta crisis migratoria.

DETENCIÓN EN LOS 'HOTSPOTS'

Italia y Grecia han prometido llevar a los refugiados que llegan a sus costas a centros de acogida de refugiados, llamados 'hotspots', donde son detenidos hasta que aceptan ser identificados. Sin embargo algunos líderes europeos han afirmado que los refugiados deberían ser detenidos incluso después de haber sido identificados para evitar que viajen a países del norte de Europa, como Alemania, que acogió a más de un millón de refugiados el año pasado.

Algunos de los países del bloque europeo, incluyendo a Suecia, se han mostrado generosos, según ha considerado el dirigente aunque se ha preguntado qué es lo que están haciendo los países restantes. "Los ataques de París han complicado aun más esta situación", ya que se está produciendo un retraso por parte de los países de destino al responder a Italia, algo "comprensible por razones de seguridad", según ha considerado Morcone.

"Ningún cierre de Schengen podría ser capaz de hacer frente al sufrimiento de la población siria y yazidí o el sufrimiento en el centro y el oeste de África. El cierre de Schengen no les pararía", ha explicado Morcone al ser preguntado por la posibilidad de suspender el espacio Schengen.

Italia ha recibido a más de 320.000 inmigrantes en los últimos dos años y espera que sigan llegando barcos llenos de refugiados desde el norte de África durante este año. Los guardacostas han rescatado, solamente durante este viernes, a 359 personas.