Un ministro acusa al vicepresidente de valerse de su cargo para suceder a Mugabe

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Un ministro acusa al vicepresidente de valerse de su cargo para suceder a Mugabe

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, y su esposa, Grace
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO
Publicado 01/11/2016 16:53:16CET

HARARE, 1 Nov. (Reuters/EP) -

El ministro de Educación Superior de Zimbabue, Jonathan Moyo, ha acusado al vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, de urdir un complot en su contra por cargos de corrupción con la intención de perjudicar así al presidente, Robert Mugabe, y asegurarse su ascenso al poder.

Moyo, un alto cargo del gobernante ZANU-PF, ha publicado este martes un comunicado en el que acusa a Mnangagwa de usar ilegalmente la comisión anticorrupción para fabricar un caso en su contra con el objetivo último de "asegurar una sucesión política" a su favor.

La comisión anticorrupción dijo el mes pasado que quería interrogar a Moyo por la sospecha de que malversaba fondos públicos, algo que tanto el ministro como el Gobierno han negado atribuyendo estas acusaciones a una trama política.

El grupo de investigación ha reaccionado este martes al comunicado de Moyo indicando que responderá cuando esté preparado, sin especificar cuándo podría ser. El vicepresidente tampoco ha dado declaraciones, escudándose en una apretada agenda de trabajo.

Estas fricciones en el seno del Gobierno forman parte de las intrigas para preparar la retirada de Mugabe, de 92 años de edad, que se ha convertido en el líder africano que lleva más tiempo en el poder, desde que Zimbabue se independizó de Reino Unido, en 1980.

El presidente y una facción del ZANU-PF maniobran para que su mujer, Grace Mugabe, recoja el testigo. Moyo pertenece al G40, la rama oficialista que apoya esta sucesión familiar. En cambio, otro sector, que incluye a los influyentes veteranos, aboga por Mnangagwa.

Los analistas políticos señalan, sin embargo, que en realidad Mugabe ha dejado el país preparado para que pueda gobernar hasta su muerte. El problema, explican, es la inestabilidad que las luchas intestinas en el ZANU-PF podrían provocar en Zimbabue a su muerte.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies