El ministro de Finanzas japonés no asistirá a la reunión del G-20 por un escándalo de nepotismo

Taro Aso, uno de los candidatos a suceder a Fukuda
Reuters - Archivo
Publicado 15/03/2018 5:43:08CET

TOKIO, 15 Mar. (Reuters/EP) -

El ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, no asistirá a la reunión del Grupo de los 20 líderes financieros (G-20) que se celebrará en Buenos Aires el 19 y 20 de marzo, según ha informado una fuente del partido gobernante a Reuters.

El principal diplomático financiero de Japón, Masatsugu Asakawa, asistiría a la reunión del G20 en lugar de Aso si decide no asistir, según han confirmado fuentes a Reuters. Sin embargo, el ministro de Finanzas asistirá este lunes al debate del Parlamento sobre el escándalo de nepotismo.

El nombre de la mujer del primer ministro japonés, Shinzo Abe, habría sido eliminado de una serie de documentos relacionados con un escándalo de nepotismo, en el que también se ha visto envuelto Aso y que ha puesto en jaque la popularidad del mandatario nipón.

Por otro lado, la Policía japonesa está investigando como posible suicidio la muerte de un funcionario de la Oficina del Ministerio de Finanzas que se encargó del acuerdo territorial en el que se centra la investigación. Según las autoridades, un operador escolar vinculado a la esposa de Abe, Shinzo Akie, habría conseguido un buen trato para el terreno de una escuela en la ciudad de Osaka.

Un empleado del Ministerio de Finanzas en la región occidental donde se encuentra la escuela fue hallado muerto en su casa el pasado 7 de marzo y la Policía lo investiga como un suicidio, según las agencias de noticias Kyodo y Jiji. El ex jefe del operador escolar y su esposa fueron detenidos el pasado mes de julio bajo sospecha de haber recibido subsidios de forma ilegal.

Abe, que lleva seis años en el cargo, parece haber intentado dejar el asunto bajo la gran victoria electoral para el bloque gobernante que obtuvo en octubre. Sin embargo, los partidos de la oposición han vuelto a presionar al primer ministro después de que el diario 'Asahi' informara de que algunos documentos sobre la venta de terrenos podrían haber sido manipulados.

Abe ha negado en numerosas ocasiones que ni él ni su mujer favorecieron a Moritomo Gauken, el hombre que compró el terreno, e incluso ha llegado a asegurar que presentaría su dimisión en el momento en el que se presentase alguna prueba de su culpabilidad.