El ministro del Interior francés recuerda a la oposición los límites del Estado de Derecho

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve
BENOIT TESSIER/REUTERS
Actualizado 27/07/2016 12:39:33 CET

PARÍS, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha respondido a las críticas de la oposición por la supuesta inacción del Gobierno en materia de lucha contra el terrorismo y ha subrayado que "no se puede salir del Estado de Derecho para proteger el Estado de Derecho".

El asalto a una iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray ha reavivado las críticas de los partidos conservadores a la política de seguridad del actual Ejecutivo y el expresidente Nicolas Sarkozy, líder de los Republicanos, ha recriminado al Gobierno que no tome medidas más drásticas.

Cazeneuve ha defendido la labor de las autoridades en una serie de comparecencias que han comenzado a primera hora de la mañana en la emisora Europe 1, en la que ha advertido a Sarkozy de que respetar la Constitución "no es una argucia jurídica", sino un "deber moral" con la ciudadanía.

Tras un Consejo de Ministros en el Elíseo, el responsable del Interior ha insistido en este enfoque: "No se puede salir del Estado de Derecho para proteger el Estado de Derecho". "Si nos salimos de los principios constitucionales para proteger lo que más queremos, la libertad, habrán ganado los terroristas", ha apostillado.

En este sentido, Cazeneuve ha dicho estar "curado" de las "polémicas cotidianas" que, a su juicio, trata de fomentar la oposición. El Gobierno ha apelado a la unidad frente a la barbarie con sucesivos mensajes de las principales autoridades, incluido el presidente, François Hollande.

REVISIÓN DEL DESPLIEGUE

Francia vive bajo estado de emergencia y mantiene un macrodespliegue de policías y militares desde los atentados sufridos por el país el año pasado. Sin embargo, el Gobierno se plantea ahora modificar las fuerzas de la 'Sentinelle' en aras del "reparto" entre distintos territorios.

Cazeneuve y el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, han anunciado "un reparto más importante de las fuerzas de 'Sentinelle' en provincias, especialmente cuando haya multitudes". Actualmente, de los 10.000 efectivos desplegados, 4.000 corresponden a París.

El Ejecutivo también ha acordado aumentar el número de reservistas de la Gendarmería. Según el titular del Interior, 2.500 personas han expresado su interés por alistarse desde que el Gobierno lanzó el llamamiento hace diez días, poco después del atropello masivo de Niza.

El objetivo del Gobierno pasa por movilizar a 23.500 policías, gendarmes, militares y reservistas adicionales para garantizar la seguridad de "56 grandes acontecimientos" este verano. Cazeneuve ha confirmado, además, que se crearán "9.000 puestos" nuevos en las fuerzas de seguridad antes del fin del actual mandato presidencial.