Un ministro de Israel promete no negociar con los presos palestinos en huelga de hambre indefinida

 

Un ministro de Israel promete no negociar con los presos palestinos en huelga de hambre indefinida

Publicado 19/04/2017 4:18:03CET

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Seguridad Pública de Israel, Gilad Erdan, ha prometido este martes que no se negociará con los más de mil presos palestinos que se declararon el lunes en huelga de hambre indefinida.

"Son terroristas y asesinos encarcelados que están recibiendo lo que merecen, y no hay motivos para negociar con ellos", ha dicho, en declaraciones a Army Radio.

Asimismo, ha confirmado que el alto cargo de Al Fatá Marwan Barghuti ha sido puesto en aislamiento, agregando que el hecho de que convocara la huelga de hambre va contra las normas de la prisión.

Por su parte, el ministro de Inteligencia, Yisrael Katz, ha defendido que Barghuti debería haber sido condenado a muerte por su papel durante la Primera y la Segunda Intifada, cargos por los que ha sido condenado a tres cadenas perpetuas.

"Cuando un asesino despreciable como Barghuti protesta en prisión por una mejora de las condiciones mientras los familiares de los que asesinó siguen sufriendo sólo queda una solución: la pena de muerte para los terroristas", ha recalcado, tal y como ha recogido el diario local 'The Times of Israel'.

Las autoridades penitenciarias israelíes han respondido con aislamiento de presos, confiscaciones de bienes y otros castigos al de la huelga de hambre indefinida por parte de cerca de 1.600 presos.

Además, durante la jornada de este martes han sido suspendidas las visitas de familiares, tal y como han indicado a la agencia palestina de noticias Maan fuentes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Las autoridades israelíes han anunciado ya que Barghuti "será procesado en un tribunal disciplinario" por un artículo que firma y que publica 'The New York Times' este lunes en el que se informa de la lucha política de los presos palestinos y se especifican las demandas de la huelga de hambre. En concreto, acusan a Barghuti de utilizar a su esposa para sacar el artículo de prisión y hacérselo llegar al periódico.

En el artículo se recogen demandas como el fin de la política de aislamiento, el fin de las detenciones administrativas, la liberación de discapacitados y enfermos terminales, posibilidad de tener libros y periódicos, aire acondicionado en las prisiones más calurosas, acceso a los estudios universitarios o mejoras en el régimen de visitas. Además, denuncia la "negligencia médica" que provoca la muerte de presos palestinos en las cárceles israelíes.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha criticado este mismo martes al diario por publicar el editorial de Barghuti, resaltando que "el diario presenta al architerrorista Marwan Barghuti como un 'parlamentario y líder'".

"Llamar a Barghuti un 'líder político' es como llamar a (el presidente sirio, Bashar) Al Assad un 'pediatra'. Ambos son asesinos y terroristas", ha recalcado. Al Assad completó estudios en oftalmología.

El inicio de la huelga de hambre coincidió con la celebración del Día de los Presos Palestinos. Miles de palestinos salieron a las calles para reivindicar a estos presos. Los disturbios más graves se registraron en Belén, en Cisjordania, y cuatro jóvenes fueron detenidos en Ramala, también en Cisjordania.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, reclamó el lunes a la comunidad internacional que "salve" a los reos que se han declarado en huelga de hambre indefinida, asegurando que "hace todo lo que puede" para lograr su excarcelación.

Por su parte, el secretario general del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, pidió a la comunidad internacional que haga rendir cuentas a Israel por su "violación sistemática" de los derechos de los palestinos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies