El ministro israelí llama a Margallo para ofrecer condolencias y responsabiliza a Hezbolá de lo ocurrido

Actualizado 28/01/2015 16:39:57 CET

JERUSALÉN, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, ha llamado por teléfono este miércoles a su homólogo español, José Manuel García-Margallo, para trasladarle sus condolencias por la muerte del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido durante la respuesta del Ejército israelí a un ataque contra sus soldados por parte del partido milicia chií libanés Hezbolá.

Según informan los medios israelíes, Lieberman ha defendido en su conversación con Margallo que Israel considera a Hezbolá responsable de lo sucedido y ha dejado claro que "el Gobierno libanés es responsable de todo ataque que se ejecute desde su territorio".

Hezbolá ha atacado a primera hora de la mañana un convoy de soldados israelíes en las granjas de Shebaa, controladas por Israel. El ataque ha sido obra de la 'Brigada Mártires de Quneitra', en referencia a sus milicianos que murieron hace unas semanas en un bombardeo aéreo israelí en esta zona siria cercana a la frontera con Israel.

Como consecuencia de este ataque, dos soldados israelíes han muerto y otros siete han resultado heridos de diversa consideración, algunos de ellos de carácter moderado. Durante algunos minutos, los medios libaneses han informado de que Hezbolá había secuestrado a un militar hebreo, pero el Ejército israelí ha desmentido categóricamente esta información.

Tras el ataque de Hezbolá, que ha alcanzado un vehículo militar, también se ha producido el impacto de proyectiles de mortero lanzados desde Siria contra una posición del Ejército israelí en los Altos del Golán, sin que haya habido víctimas.

RESPUESTA ISRAELÍ

Ante estos ataques, el Ejército israelí ha respondido de forma combinada con disparos de artillería y bombardeos aéreos contra varios objetivos en el sur de Líbano. El portavoz del Ejército israelí, el general de brigada Moti Almoz, ha dejado claro que "este no es necesariamente el fin de la operación del Ejército israelí".

Ha sido durante la respuesta israelí al ataque de Hezbolá cuando se ha producido la muerte del cabo español Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, y que forma parte del contingente español de la FINUL. Un portavoz de la misión de la ONU ha confirmado su muerte y ha dicho que está investigando las circunstancias, sin dar más detalles.

El Gobierno español ha pedido a Naciones Unidas la apertura de una "investigación urgente, exhaustiva y completa" sobre los enfrentamientos en los que ha muerto un soldado español de la misión de la ONU en Líbano (FINUL).

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, a quien, poco después de los hechos, le ha llamado el embajador de Israel en España, Alon Bar, para trasladar sus "condolencias y disculpas" por el fallecimiento del militar español.