Seúl pide a Pyongyang que "deje de azuzar la discordia"

Actualizado 17/12/2013 22:26:26 CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Unificación surcoreano, Ryoo Kihl Jae, ha afirmado este jueves que el Gobierno norcoreano "debe dejar de azuzar la discordia y convertirse en un miembro responsable de la comunidad internacional".

"Es una pena que Pyongyang no haya sido capaz de deshacerse de sus tácticas anacrónicas", ha dicho, en referencia a los llamamientos formulados por Corea del Norte en los últimos meses en favor de la unificación de los grupos progresistas surcoreanos para hacer frente al Gobierno de Park Geun Hye.

"Seúl también tiene muchas cosas que decir sobre Corea del Norte, pero muestra moderación porque quiere mejorar las relaciones intercoreanas", ha agregado Ryoo, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Así, ha destacado que Corea del Sur es el único país que puede ayudar económicamente a su vecino del Norte, al tiempo que ha pedido a Pyongyang que avance en la cooperación económica en lugar de progresar en su programa nuclear y proferir amenazas contra Seúl.

La semana pasada, el Ejército norcoreano amenazó con convertir la Presidencia surcoreana "en un mar de fuego" si Seúl mantiene sus provocaciones, en medio de la finalización de los refuerzos por parte del Gobierno surcoreano de su presencia militar en un grupo de islas ubicadas en la zona noroeste del país, cerca de la frontera común.

Las Fuerzas Armadas indicaron que, si Corea del Sur se atrave a provocar a Pyongyang, no dudarán en mostrar su decisión. El comunicado fue publicado apenas un día antes del tercer aniversario del bombardeo norcoreano contra la isla surcoreana de Yeonpyeong.

El Ejército surcoreano anunció días antes que su despliegue en la zona fronteriza, que se inició tras dicho ataque --que se saldó con la muerte de cuatro personas, entre ellas dos soldados-- está a punto de terminar.

Entre el nuevo armamento hay lanzacohetes, radares, helicópteros Cobre y vehículos para entrega de munición, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap. En mayo, Seúl desplegó en Yeonpyeong misiles guiados de fabricación israelí capaces de alcanzar la artillería desplegada por Corea del Norte en la zona costera, ubicada a escasos once kilómetros.

Baengnyeong y Yeonpyeong se encuentran justo al sur de la Línea Limítrofe del Norte (NLL), que ejerce de frontera marítima entre las dos Coreas. Pyongyang no reconoce la NLL y ha intentado imponer una línea de demarcación propia que no cuenta con el beneplácito de Seúl, según Yonhap.

Corea del Sur dispone en estas dos islas de un destacamento de misiles antibuque 'Harpoon', de sistemas de lanzacohetes múltiples y de obuses de 155 milímetros, así como carros de combate, un radar contra la artillería y puestos de recopilación de información de inteligencia electrónica.

El bombardeo de noviembre de 2010 se produjo casi ocho meses después de que las fuerzas militares norcoreanas hundieran el buque naval surcoreano 'Cheonan', en el mar Amarillo, un incidente que dejó un saldo de 46 marineros muertos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies