Los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Ucrania viajan al este de Ucrania

Los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Ucrania
REUTERS/GLEB GARANICH
Publicado 15/09/2016 13:48:51CET

SLOVIANSK (UCRANIA), 15 Sep. (Reuters/EP) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania, Francia y Ucrania han viajado este jueves al este de Ucrania, horas después de que los separatistas prorrusos y las fuerzas gubernamentales ucranianas acordaran un nuevo alto el fuego para tratar de poner fin a un conflicto que ha acabado con la vida de más de 9.600 personas desde la primavera de 2014.

"El alto el fuego nos da la oportunidad de trabajar en otras cosas que son importantes. Hemos tenidos seis meses de estancamiento y eso ha empeorado la situación de seguridad", ha afirmado el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, en declaraciones a la prensa.

El jefe de la diplomacia ha hablado a la sombra de un puente de la localidad de Sloviansk que fue bombardeado en mayo de 2014 por los separatistas prorrusos y que ahora está siendo reconstruido por las autoridades ucranianas con una inversión de unos 1.300 millones de euros.

Steinmeier y el titular de Exteriores de Francia, Jean-Marc Ayrault, aseguraron a la prensa el miércoles que el alto el fuego podría convertirse en una nueva oportunidad para aplicar el acuerdo de alto el fuego firmado en Minsk hace 18 meses y ampliamente incumplido.

"Si las armas de verdad se retiran en los dos bandos y no solo por siete días, entonces habría una oportunidad para una desescalada sostenible, una opción que no hemos tenido desde hace mucho", afirmó el jefe de la diplomacia germana.

Ucrania y los países occidentales acusan a Rusia de estar dando apoyo militar a los separatistas que operan en el este de Ucrania, que comenzaron sus ataques después de que Rusia se anexionara la península de Crimea. Rusia niega cualquier implicación directa en un conflicto que ha llevado las relaciones del Kremlin con Occidente a su peor nivel desde la época de la Guerra Fría.

POSTURA DE RUSIA

Dimitri Peskov, el portavoz del Kremlin, ha afirmado que Rusia espera que la visita de los ministros empuje a Ucrania a cumplir los compromisos adquiridos en el marco del acuerdo de Minsk, que contempla la celebración de elecciones regionales en el este del país.

"Si esto contribuye a que Ucrania cumpla sus compromisos, entonces será bienvenido", ha asegurado, en declaraciones a la prensa. Ucrania ha afirmado que no puede convocar elecciones hasta que se den las condiciones de seguridad y recupere el control de su frontera con Rusia.

Responsables de la OSCE han dicho que ha habido una violación del alto el fuego desde que comenzó el alto el fuego a medianoche pero la situación ha estado más tranquila que en las últimas semanas, cuando la tregua anterior registraba cientos de incumplimientos.

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han asegurado que los rebeldes han abierto fuego contra las posiciones ucranianas cuatro veces desde que empezó el alto el fuego, mientras que altos cargos separatistas han acusado a las fuerzas de Kiev de saltarse la tregua.

SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

En un informe sobre los Derechos Humanos en Ucrania publicado este jueves, Naciones Unidas ha afirmado que la situación en el este de Ucrania ha empeorado en los últimos meses y que permanece altamente inestable. "De hecho, hay un riesgo real de que haya un nuevo estallido de violencia en cualquier momento", ha advertido el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Ucrania han sido informados de la situación por parte de observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que actualmente lidera Alemania. La organización multinacional tiene actualmente en Ucrania 704 observadores de 45 países, de los cuales 583 están en el este de Ucrania, según el Ministerio de Exteriores alemán.

Los responsables de la OSCE han mostrado a los ministros los equipos de búsqueda y desactivación de minas y han hablado sobre su trabajo diario en su complejo de Kramatorsk, uno de los cinco centros de la organización en el este de Ucrania.

Los observadores realizan entre 70 y 100 patrullas al día, cada una con dos vehículos para cubrir entre 7.000 y 10.000 kilómetros por jornada. La delegación de los tres ministros es la visita de más alto nivel que ha llegado a aproximarse al frente de batalla en el este de Ucrania.

Steinmeier ha entregado material a los observadores, incluidos 1.200 pares de guantes, prismáticos, localizadores GPS y ropa de trabajo. El ministro alemán ha elogiado el papel de los observadores y ha recordado que muchos de ellos han sido atacados mientras trabajaban.

Los ministros también han visitado a los pacientes de una clínica de rehabilitación psicológica y han dialogado con desplazados, en un país que tiene 1,7 millones de desplazados por la guerra y 1,1 millones viviendo como refugiados en otros países.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies