La MINUSCA denuncia que los cadáveres depositados frente al cuartel de la misión fueron manipulados

Fuerzas de la MINUSCA
UN PHOTO/ESKINDER DEBEBE - Archivo
Actualizado 13/04/2018 9:39:01 CET

BANGUI, 13 Abr. (Reuters/EP) -

La Misión de Naciones Unidas en República Centroafricana (MINUSCA) ha denunciado este jueves que los cuerpos de los fallecidos en los enfrentamientos de los últimos días en Bangui que fueron depositados por cientos de manifestantes frente al cuartel de la misión fueron manipulados.

Los 'cascos azules' y las fuerzas de seguridad han venido enfrentándose desde el domingo a grupos armados en el barrio PK5 de la capital, un enclave musulmán en la ciudad de mayoría cristiana, en un intento por desmantelar sus bases allí. Un soldado ruandés murió y otros ocho resultaron heridos en un enfrentamiento este martes allí, según ha informado la misión de la ONU.

En este sentido, la MINUSCA, que estima que han muerto al menos 21 personas, ha indicado que los fallecidos en los combates habrían recibido armas por parte de grupos criminales. Los manifestantes, por su parte, han acusado a las tropas de la ONU de abrir fuego contra civiles en el marco de sus operaciones en el barrio.

En una entrevista con la agencia de noticias Reuters, el secretario general adjunto de operaciones de mantenimiento de la paz de la organización, Jean Pierre Lacroix, ha admitido que entre los muertos registrados en el marco de las operaciones había civiles.

"Desafortunadamente había civiles, civiles que fueron armados por irresponsables líderes de bandas criminales que se han enfrentado a las fuerzas de la MINUSCA. Esto ha provocado un alto número de fallecidos", ha aseverado.

Lacroix a la lamentado la pérdida de vidas humanas. "Estamos muy enfadados, pero no contra la gente que ha sido manipulada sino contra aquellos que los manipulan, que los arman y los utilizan para su propio beneficio", ha destacado.

El incremento de la violencia en un país sumido en un conflicto desde 2013 coincide con una visita al país de Lacroix. El portavoz de la MINUSCA, Vladimir Monteiro, ha asegurado que los 'cascos azules' han actuado contra las bandas criminales y ha negado que hayan disparado contra civiles.

"Esta no es un operación contra las comunidades y específicamente la comunidad musulmana. La comunidad musulmana pidió a nuestras tropas que lanzaran la operación y pusieran fin a las actividades criminales", ha asegurado.

"Hoy, la realidad es que están tratando de dividir artificialmente a la gente de República Centroafricana, que llevan viviendo juntos desde hace muchos años en armonía a pesar de la religión", ha afirmado.

"Están buscando una división para mantener el caos. Y tenemos que decir que no. Vamos a resistir", ha añadido Lacroix.

La violencia aumentó en RCA después de que los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes, derrocaran al presidente, Francois Bozizé, en 2013, provocando asesinatos en represalia por los grupos armados 'antibalaka', conformados principalmente por cristianos.

Cerca de 13.000 'cascos azules' de la ONU tratan de proteger a los civiles y restablecer la paz en el país desde que la coalición internacional liderada por Francia se retirara en 2016.