De Mistura afirma que la guerra en Siria ha provocado que el país "haya retrocedido 40 años"

 

De Mistura afirma que la guerra en Siria ha provocado que el país "haya retrocedido 40 años"

Publicado 16/01/2015 7:51:27CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha reiterado este jueves su llamamiento a un alto el fuego en la localidad de Alepo, recalcando que los enfrentamientos han supuesto que el país "haya retrocedido 40 años".

"Empezamos el 2015 con el conflicto sirio como la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. Es una verdadera tragedia que el pueblo de Siria continúe viviendo bajo el temor constante de bombas de barril, ataque de morteros, misiles, coches bomba, secuestros y ejecuciones extrajudiciales", ha apuntado.

Así, ha indicado que el conflicto se ha saldado por el momento con 220.000 muertos, un millón de heridos, 3,3 millones de refugiados, 7,6 millones de desplazados y doce millones de personas que necesitan ayuda humanitaria.

De Mistura ha agregado que enfermedades como la poliomelitis, el sarampión y la fiebre tifoidea han resurgido en el país, que cuenta además con 4.000 escuelas inservibles, lo que ha provocado que tres millones de estudiantes hayan perdido su derecho a la escolarización.

"Estaba previsto que Siria fuera uno de las cinco mayores economías del mundo árabe, y ahora es penúltima en la lista, sólo por delante de Somalia", ha lamentado.

Por otra parte, ha apuntado que el año se ha iniciado con un nuevo impulso por la paz tras sus encuentros con los ministros de Exteriores de Irán y Rusia, así como con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

"Todos ellos están de acuerdo en que es necesario hacer algo para evitar que el conflicto sirio pase a un segundo plano, por lo que algún tipo de solución política es necesaria para este año", ha argumentado De Mistura. "Es una buena noticia que esté escuchando lo mismo en Damasco y en la región", ha añadido.

"Nuestra esperanza es que (el fin de los combates en) Alepo pueda ser una señal de buena voluntad, una medida para construir confianza que pueda facilitar el reinicio de un proceso político con un horizonte político claro", ha resaltado.

Por último, ha advertido de que los últimos acontecimientos recalcan la necesidad de actuar, citando la presión a la que están sometidos los países vecinos por el flujo de refugiados y los atentados en París, que ha conectado con los orígenes y consecuencias del conflicto sirio y con la presencia del grupo extremista Estado Islámico en Siria e Irak.

"El resto del mundo no es inmune. Por eso no podemos evitar hoy izar una bandera de gran preocupación. Por eso utilizamos el inicio de este año para decir que este año, tal y como estoy oyendo a muchos líderes políticos, es una oportunidad", ha remachado De Mistura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies