Mladic acusa al TPIY de ser "parcial" y de estar "dirigido por la OTAN"

Ratko Mladic Comparece Ante La Haya
REUTERS/POOL NEW
Actualizado 24/02/2012 9:46:44 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex comandante y presunto criminal de guerra serbo-bosnio Ratko Mladic ha acusado al Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) de ser "parcial" y de "estar dirigido por la OTAN", según ha informado la agencia de noticias bosnia SRNA.

Mladic es presunto responsable de crímenes de guerra cometidos por el Ejército de la República Srpska --una de las dos entidades políticas que forman la República federal de Bosnia y Herzegovina, en conjunto con la Federación de Bosnia y Herzegovina-- durante la Guerra de Bosnia, entre 1992 y 1995.

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército de los serbios de Bosnia --fuerza militar de la República Srpska durante la guerra -- ha apuntado que el TPIY "no tiene derecho a juzgar a nadie porque es parcial y porque la OTAN está atacando Bosnia igual que ataca Asia y África". "Me juzgáis en nombre de la OTAN, me juzgáis a mí y a mi gente", ha agregado.

Mladic ha mostrado al tribunal imágenes en las que aparece con su traje del Ejército serbo-bosnio y ha asegurado "estar orgulloso de ese traje y ese Ejército". "Con este traje fui durante la guerra y durante mi exilio. Ojalá hubieran permitido a mi mujer traérmelo", ha apuntado.

Además, ha mostrado imágenes privadas de miembros de su familia, algunos de ellos fallecidos, y se ha quejado de que no ha podido ir a visitarles a sus tumbas. El presidente del TPIY, Alphons Orie, le ha pedido que dejara de mostrarlas al público. Orie ha señalado que "entiende los sentimientos de Mladic" pero ha subrayado que "no es el momento de discursos políticos".

Mladic, de 69 años, ha hecho referencia a su delicado estado de salud y ha dicho ser "un hombre mayor" y estar "cerca del final". "No estoy intentando formar un circo. Estoy al final de mi vida, y eso no me importa. Dejad a mi gente tranquila", ha espetado.

La Fiscalía ha informado de que ha llamado a 410 testigos, aunque se espera que se presenten ante la sala únicamente 158. Además, ha mostrado su intención de introducir 27.906 exposiciones, por lo que se cree que se tardarán unas 200 horas en tomar todos los testimonios.

La siguiente vista está programada para el 29 de marzo, mientras que se espera que el juicio se inicie el 14 de mayo.

Mladic fue detenido el pasado 26 de mayo en la localidad de Lazarevu, en la región serbia de la Voivodina (norte), después de pasar 16 años huido de la justicia, y fue extraditado a La Haya y encarcelado en el centro de detención de Scheveningen el pasado 31 de mayo.

ACUSACIONES

En cuanto a los cargos a los que se enfrentará Mladic, la portavoz del Tribunal de La Haya, Nerma Jelacic, declaró que el TPIY había decidido reducir de quince a once los cargos contra Mladic a fin de "armonizarlos" con los del ex presidente serbo-bosnio Radovan Karadzic. No obstante, el TPIY todavía no ha tomado ninguna decisión sobre la posible unificación de los juicios contra ambos imputados.

Esta reducción de cargos no implica una reducción en el número de los crímenes, ya que se le sigue acusando de 70 casos cometidos en cerca de 60 escenarios.

Concretamente, Mladic se enfrentará a dos cargos de genocidio por su presunta implicación directa en la muerte de cerca de 8.000 varones bosnio-musulmanes de todas las edades en el enclave bosnio de Srebrenica, en julio de 1995, y por hechos sucedidos entre mayo de 1992 y mayo de 1993 en las ciudades de Zvornik, Vlasenica y Visegrad, en el este de Bosnia, y en la llamada 'Krajina' bosnia, en Prijedor y Kljuc.

Asimismo, ha sido acusado de crímenes de guerra y contra la Humanidad por los actos de terror cometidos contra los civiles durante los 43 meses que duró el asedio de Sarajevo y por participar en "una amplia campaña de persecuciones, deportaciones, torturas y homicidios en 1992 en numerosas zonas de Bosnia y Herzegovina, entre ellas los campos de concentración de Omarska, Keraterm, Manjaca y Trnopolje, en el noroeste.

CONFLICTO

El conflicto armado después de que el Partido Democrático Serbio (SDS) proclamara en enero de 1992 de forma unilateral la formación de la Comunidad serbia de Bosnia y Herzegovina, de carácter autonomista. Tras el referéndum de febrero de ese mismo año, el pueblo de Bosnia-Herzegovina decide en referéndum en febrero de 1992 escindirse de la República Federal Socialista de Yugoslavia, votación que fue boicoteada por los serbobosnios.

El Parlamento bosnio proclamó en abril su independencia de Bosnia-Herzegovina, a lo que el Parlamento serbo-bosnio respondió dos días más tarde con la formación, por parte de su líder, Karadzic, de la República Srpska.

El nuevo Gobierno bosnio ordenó la salida del territorio del Ejército Popular Yugoslavo (JNS), por lo que las fuerzas que permanecían leales a Belgrado organizó el Ejército de la República Srpska (VRS), que se hizo rápidamente con el dominio militar de gran parte del territorio. Para intentar compensar la situación, la sección del Ejército Popular Yugoslavo en el territorio fiel a los resultados del referéndum conformó el Ejército de la República Bosnia-Herzegovina (ARBiH).

Hacia finales de la guerra, el VRS llevó a cabo supuestamente varias matanzas, como la de Srebrenica, y ataques contra zonas protegidas por la ONU y por la OTAN.

En el conflicto fallecieron alrededor de 100.000 personas, entre civiles y militares, y provocó 1,8 millones de desplazados. De las cifras totales, el 65 por ciento fueron bosnios musulmanes, mientras que, entre las víctimas civiles, este balance aumenta hasta el 83 por ciento.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies